La Fiscalía de Ceuta ha solicitado una pena de dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación para los capitanes del ferry de pasajeros y el mercante que colisionaron en aguas el Estrecho de Gibraltar.

El accidente tuvo lugar el 13 de enero de 2012. El mercante ‘New Glory’ sufrió daños valorados en 230.288,32 euros, mientras que los daños del buque de pasajeros ‘Milenium II’ se elevaron a 4,5 millones de euros.

En total, se les acusa de 23 delitos de lesiones y otro de daños por imprudencia grave. Una veintena de personas resultaron heridas. Uno de los casos más graves fue el de un hombre que sufrió una fractura compleja de tobillo que le ha dejado cojo.

La comisión de investigación que se formó entonces para esclarecer las causas del accidente concluyó en un informe que el principal motivo del siniestro fue la falta de vigilancia eficaz por parte de los oficiales del puente del buque de pasajeros, mientras que la tripulación del carguero reaccionó tarde.