Cicatrices, no marcas

1640

La Asociación de Pacientes y Familiares de Cáncer de Mama Bandera Rosa ha editado un calendario para recaudar fondos que ayuden a la investigación de este tipo de cáncer. Un total de 12 mujeres anónimas muestran las cicatrices de las distintas intervenciones quirúrgicas que han sufrida después de serle detectado un cáncer de mama.

Bandera Rosa quiere sensiblizar, a la vez que normalizar, una enfermedad que sufren miles de mujeres. Y entendieron que la mejor forma de hacerlo es exponer públicamente esas cicatrices que marcan su cuerpo, pero no marcan sus vidas. Una docena de mujeres decidieron dar un paso adelante y compartir con los demás las huellas de una enfermedad que les ha cambiado la vida.

El calendario ha sido elaborado con fotografías tomadas por José Gutiérrez, colaborador de la asociación. Carolina Pérez Molina, maquilladora y artista del body painting, se ofreció voluntariamente a pintar los cuerpos de todas las protagonistas. Cada una de ellas eligió el dibujo que quería llevar y se prestó a un proceso de horas que se prolongó durante 15 días para lograr el trabajo expresado en el calendario.

Este puede adquirirse a un precio de 5 euros, en dos formatos diferentes, de mesa y de pared, en la sede de la asociación, en la avenida Fuerzas Armadas, 8; y también en la academia Danzares, en Algeciras; y en la Clínica Universal, La Línea.

Esta es la segunda campaña para recaudar fondos que pone en marcha la asociación Bandera Rosa, que nació en junio de 2016. Carmen López, actual secretaria, ha informado que en la primera consiguieron recaudar 10.000 euros que fueron destinados al Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, entidad de la que es colaboradora Bandera Rosa. «Hemos hecho 2.500 calendarios así que esperamos poder aumentar todo el dinero que conseguimos en la anterior campaña», ha explicado la tesorera.