«No merecemos esta situación, ni la vamos a consentir. Ya está bien de «mejor es menos que nada». Ya está bien». Con estas palabras se han concentrado las distintas organizaciones que integran la Plataforma por el Ferrocarril del Campo de Gibraltar a las puertas de la estación de Renfe en Algeciras para reivindicar una infraestructura ferroviaria apropiada para esta comarca. La llamada a la concentración en defensa del ferrocarril no ha recibido un respaldo mayoritario.

El presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, Manuel Morón, ha sido el encargado de leer el manifiesto de cierre de la protesta. Desde la Plataforma por el Ferrocarril han manifestado su preocupación por la interrupción de los servicios de trenes desde el Campo de Gibraltar como consecuencia de los últimos temporales. «Fue un nuevo eslabón de la larga cadena de decepciones en que se ha convertido la historia reciente de nuestra conexión ferroviaria».

#tren #concentracion

Publicada por ElEstrecho.es en Jueves, 13 de diciembre de 2018

La plataforma denuncia además que «el Gobierno tiene intención de llevar a cabo las obras del tramo Algeciras-Bobadilla conforme a un proyecto que se aleja sustancialmente del original, y que abarata costes en su ejecución en la misma proporción que limita el despliegue de todo su potencial logístico y comercial«.

El colectivo ha mostrado su rechazo, una vez más, al anuncio de trasladar a la comarca trenes que se han demostrado ineficaces en otras zonas del estado y exigen al Gobierno una rectificación al respecto.

Publicada por ElEstrecho.es en Jueves, 13 de diciembre de 2018

Los componentes de la Plataforma por el Ferrocarril consideran urgente y necesario seguir demandando las inversiones exigidas al Gobierno. También llaman a la movilización social y  «escenificar la defensa de la sociedad campogibraltareña de un servicio público de ferrocarril acorde con las necesidades de nuestra comarca, reiterando su convencimiento que esta infraestructura resulta imprescindible para el desarrollo económico y el empleo».

El colectivo hace balance y señala que «el mejor escenario que podríamos tener ante nuestros ojos sería un servicio prestado por trenes de deshecho mientras se acometieran unas obras en el trazado por importe de 350 millones de euros, menos de la tercera parte de lo que costarían las obras realmente necesarias para garantizar que la conexión entre Algeciras y Bobadilla responde a las necesidades presentes y futuras de un tramo tan estratégico como postergado«.

«No merecemos esta situación ni la vamos a consentir. El nuevo PGE debe contener un cronograma cierto, con inversión plurianual seria y factible, que fije como objetivo la ejecución de una obra que es, a día de hoy, la infraestructura de transporte pendiente con mayor tasa de retorno de todo el país y que, por tanto, es una obra de Estado», han apuntado en el comunicado de protesta.