jueves, julio 29, 2021

Los participantes denuncian falta de seguridad en el baile en el que se produjo la avalancha
L

Algunas de las academias de baile de La Línea que ayer sufrieron la avalancha mientras actuaban en la Plaza de la Iglesia hablan de falta de seguridad y ausencia de policías en una actividad que congregó a cientos de niños y adultos. El Ayuntamiento de La Línea, al que ya le ha llegado la queja por parte de los participantes, mantendrá una reunión con los profesores en los próximos días. Ya hay alguna escuela que ha comunicado que se negará a actuar en aquellos lugares en los que no se garantice su seguridad.

Susana Rodríguez, de la Academia de baile Susana, aseguró que el principal problema fue la falta de seguridad. «No vi ni a un policía local y cuando llegué se veía que estábamos expuestos», declara. Explica que los niños realizaban su actuación en la Plaza de la Iglesia sin contar con vallas o alguna medida que le separaran del público.

Susana, que se encontraba subida al escenario en el momento de la actuación y durante el incidente, tuvo que pedir en varias ocasiones a los asistentes que dejaran espacio a los pequeños. «Yo creo que llegó un momento que en la plaza había unas 500 personas entre los niños de las siete u ocho academias participantes, familiares, curiosos que se va agregando y la cantidad de gente que ayer sábado pasaba o se encontraba en la zona», expresó. «En el lado derecho estaba la gente de la Hermandad de la Soledad, que estaba recogiendo alimentos, y no se podía ni mover», relató.

Todo eso se agravó cuando se inició una pelea que, según cuenta Susana Rodríguez, «fue en una esquina» y entre dos mujeres. Así relata el momento de tensión: «Nosotros estábamos arriba y de pronto vimos a una persona que nos decía parad, parad. Mucha gente decía que pensaba que era un atentado pero yo sabía que era una pelea. Cundió el pánico y yo temía por los niños más pequeños que estaban delante; todo el mundo empezó a correr, yo intenté pedir por el micrófono que no cundiera el pánico, pero se vivieron momentos de mucho miedo y nerviosismo, con madres y niños llorando, algunos perdidos porque se habían ido con la primera persona que conocían».

Susana Rodríguez entiende que todo eso se podría haber evitado con la presencia policial. «Muy mal organizado por parte del Ayuntamiento, no había ningún control, ningún policía y, aunque dicen que estaban, yo no vi ni a Protección Civil», apuntó. Algunos de los profesores hablaron justo después del accidente con la concejal de Festejo, Susana González, a la que transmitieron sus quejas.

«Por suerte fue un susto grande, pero sólo un susto, pero pudo ocurrir algo mucho peor«, concluyó la profesora de una de las academias participantes.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti