sábado, septiembre 24, 2022

Polémica en torno a las instalaciones portuarias para el aislamiento de mascotas
P

El Partido Animalista PACMA ha denunciado públicamente, en redes sociales y medios de comunicación, la situación en la que, según afirman, se habrían encontrado recientemente algunos viajeros al regresar a España procedentes de Marruecos con animales de compañía, afirmando que “el Puerto de Algeciras carece desde hace tres meses de un centro de aislamiento y cuarentena para los animales que puedan ser incautados por problemas de vacunación”. 

Sin embargo, fuentes de la Autoridad Portuaria consultadas niegan que esto sea cierto, y aseguran que “en el caso del transporte de mascotas y animales de compañía de los pasajeros, los Puertos de Algeciras y Tarifa disponen de instalaciones para albergar a la mascota mientras se realizan los controles necesarios o el propietario toma la decisión que considere, si el animal no cumple con los requerimientos para acceder a la Unión Europea”.

Según denunciaba esta mañana la coordinadora de PACMA en el Campo de Gibraltar, Mabel de Montalbán, la Unión Europea establece, en su Reglamento 576/2013, que si un animal entra en la UE sin las pruebas de vacunación exigidas existen tres opciones: que regrese con su dueño a Marruecos, que sea sacrificado, o que quede recluido a su llegada en un lugar habilitado para ello, hasta pasar la cuarentena.

«Aunque cueste dejar a tu mascota tanto tiempo en un lugar extraño, esta tercera opción es la más lógica y a la que suelen recurrir los viajeros, pero actualmente aquí no existe esa opción», lamentaba la portavoz comarcal de PACMA, añadiendo que, según la información de la que disponían, “el lugar donde hasta ahora se quedaban los animales afectados cerró hace unos meses, tras una denuncia por carencia de permisos”.

La coordinadora de PACMA en la comarca se hacía eco de unas manifestaciones realizadas en estos días por Eduardo Rovira, coordinador de PACMA en Cádiz y abogado, que afirmaba que «la administración está obligada a tener un lugar dónde albergar a los animales en todo momento», y exigía a la Autoridad Portuaria y al Ministerio de Agricultura que «proporcionen con inmediatez un lugar donde aislar al animal, bajo control oficial durante el tiempo necesario para que se ajuste a las condiciones establecidas en los capítulos II o III del Reglamento 576/2013, de modo que los viajeros opten por seguir eligiendo esta opción y así sus animales puedan ser salvados».

En cualquier caso, desde la Autoridad Portuaria se insiste en que “actualmente, en la comarca, hay dos centros autorizados para prestar este servicio”. En cuanto al procedimiento a seguir, en el caso de que sea necesaria una cuarentena, desde la APBA se aclara que “es el Ministerio competente el que debe indicar al pasajero los centros autorizados por Sanidad Animal para prestar este servicio, y es el pasajero el responsable del coste de la estancia del animal que incumpla los requerimientos de acceso de la UE”.

Desconocimiento sobre la prueba de anticuerpos de la rabia

En cuanto a las causas que originan esta problemática, la coordinadora del Partido Animalista consideraba hoy que dichas situaciones se producen, en la mayor parte de las ocasiones, por desconocimiento, tanto por parte de algunos viajeros como de algunos veterinarios, acerca de toda la documentación actualmente requerida para entrar y salir de la UE con animales de compañía. «Mucha gente cree que basta con el pasaporte, la vacuna de la rabia y el microchip, y desconoce que actualmente también es imprescindible el certificado de que el animal ha dado negativo en la prueba de anticuerpos de la rabia… Una prueba que, además, tiene que estar hecha con un mes de antelación, si no tampoco sirve», aclaraba.

Por su parte, desde la APBA se ha aprovechado la ocasión para aclarar que el reglamento al que se hace referencia en redes sociales, sobre desplazamientos no comerciales de animales de compañía, no tiene que ver con el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF), como en algún lugar se ha publicado, ya que “ésta es una instalación para las operaciones comerciales de mercancías de origen animal y animales vivos de importación”, y no para animales de compañía. Según las fuentes consultadas, para el tipo de tráfico animal que sí es de su competencia, “el PIF está preparado para cumplir todos los requerimientos de inspección, aislamiento, etc”.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti