Ocultar lo feo no nos hace más bellos

314
Un ciclista circulando por La Línea. Foto: Manolo Glez.

Estos días pasados he estado reflexionando que esto de la crisis del COVID-19, además de muy triste en lo referente a aislamientos, enfermos y fallecidos, provoca un efecto catalizador que deja ver con más claridad lo mejor y lo peor de nosotros como sociedad.

Todos hemos visto imágenes estos días de gente bañándose en la playa, grupos de adolescentes juntos en un parque, paseos llenos de gente sin respetar las distancias de seguridad, etc…

También es cierto que semanas antes hemos estado compartiendo imágenes y noticias de vecinos solidarios que fabricaban mascarillas, repartían alimentos o hacían incansables turnos en residencias y hospitales…

En definitiva, como la vida misma, el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor y, en esto, en el Campo de Gibraltar no somos diferentes al resto. 

Los medios de comunicación tenemos la responsabilidad de transmitir estas realidades que conviven cada día entre nosotros. Así lo hemos hecho en 8Directo cuando hemos compartido iniciativas solidarias, hemos dado voz a colectivos, colaborado en campañas de recogida de alimentos o dado visibilidad a pequeños y medianos comercios.

Pero cuando por desgracia nos toca transmitir otras realidades, como la reciente operación contra el narcotráfico en San Roque, reclamar más responsabilidad a los ciudadanos en Algeciras en sus paseos o llamar la atención sobre cómo el hijo de una leyenda universal del Flamenco “promociona” al narco en su último video, nuestra intención se pone en duda y recibimos duras críticas que nos acusan de intenciones egoístas que perjudican a la ciudad o pueblo en cuestión.

La realidad es que ocultar lo feo no nos hace más bellos, es cierto que el Campo de Gibraltar es un sitio maravilloso y que debemos vender mejor nuestras virtudes, pero tampoco debemos olvidar que el espíritu crítico, el ponernos frente al espejo y ver nuestros defectos, al menos nos dará la posibilidad de cambiar lo que no nos gusta tanto de nosotros mismos.

Esta crisis nos va a dejar muchas enseñanzas en positivo, pero también nos va a recordar todo lo que antes ya veníamos demandando como sociedad: nuestra falta de infraestructuras, la lacra del narcotráfico, nuestro relajado cumplimiento de las normas, etc. No debemos obviar que si queremos mejorar como sociedad tenemos que conocer nuestras debilidades y luchar para superarlas de una vez por todas. 

Desde 8Directo creemos firmemente que el Campo de Gibraltar es un paraíso, lo sentimos nuestro y estamos orgullosos de compartir y potenciar sus bondades, pero también sentimos la responsabilidad de actuar como un espejo que enseñe nuestros defectos y actúe como agitador de conciencias. Hablar sólo de lo bueno y de lo bonito es hacernos trampas al solitario y negar una realidad que todos en este rincón conocemos.

Tan importante es reclamar un mejor tratamiento de los medios a nivel nacional, como ser críticos con nosotros mismos y con determinadas actitudes de nuestros vecinos. Tan sólo la crítica sincera y el afán de ser una mejor sociedad nos llevará algún día a superar complejos y dar nuestra mejor versión.