Diputación informa sobre el proyecto de obtención de alcornoques tolerantes a la seca

46
Parque Natural de los Alcornocales.

Una jornada telemática organizada por la Diputación Provincial y Asaja-Cádiz (Asociación de Agricultores y Ganaderos) ha permitido analizar el diagnóstico sanitario y el seguimiento de dos parcelas afectadas por la seca de los alcornocales en Los Barrios y Alcalá de los Gazules. El proyecto en las dos parcelas de alcornoques está incluido en un convenio de colaboración entre la Diputación y Asaja, con un importe de 31.000 euros. El objetivo de la investigación es obtener variedades de alcornoques en el Parque Natural de Los Alcornocales tolerantes a la seca y otros agentes patógenos, de tal forma que estas variedades resistentes se puedan implantar en reforestaciones en zonas afectadas dentro del parque y en otras zonas de España, con la posibilidad de introducir en estas mejoras genéticas en la población.

La subvención total de las colaboraciones con Asaja para este año suma 81.000 euros, e incluye también un proyecto de optimización energética en explotaciones de riego. Gracias a esta colaboración, en 2019 se desarrolló un proyecto de parcelas demostrativas de clones de alcornoque en Alcalá de los Gazules para encontrar variedades resistentes a procesos de decaimiento y seca.

La jornada ha contado con la participación del vicepresidente segundo de la Diputación y responsable del área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, Mario Fernández, y del presidente de la asociación, Pedro Gallardo. La exposición ha corrido a cargo de María del Mar Ruiz Galea, investigadora del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario (IMIDRA).

Mario Fernández ha señalado en su intervención que para la provincia de Cádiz, el alcornoque y el corcho tienen gran importancia como herramienta para el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales y como generador de bienes y servicios difícilmente cuantificables, pues el alcornocal es sumidero de CO2, fuente y refugio de biodiversidad, y desempeña un papel clave para evitar y prevenir la erosión y desertificación.

“Además, la producción de corcho genera empleo directo e indirecto y debería potenciarse una mayor transformación del producto, con el fin de incrementar el valor añadido y una mayor repercusión en el territorio gaditano. La explotación del alcornoque es un ejemplo paradigmático de manejo sostenible que conjuga el uso y gestión del territorio y el respeto por el medio natural”, ha señalado la Diputación Provincial en una nota hecha pública.