Javier Malla, ilusionado con la segunda temporada de Enerdrink UDEA Dam en Leb Plata

49
Javier Malla, dirigiendo al equipo de baloncesto en un partido de la temporada anterior.

El entrenador de Enerdrink UDEA Dam Algeciras, Javier Malla, se muestra ilusionado con el equipo conformado para esta segunda temporada en la categoría de la Leb Plata del baloncesto español, su cuarta temporada entrenando al equipo. En esta pequeña entrevista, difundida por el club, el entrenador algecireño analiza las dificultades por el Covid, los condicionantes económicos en el club, la llegada de nuevos jugadores, el importante papel de los de casa, así como el futuro garantizado con los equipos de base.

Está próxima a comenzar la segunda temporada de UDEA en LEB Plata y es un equipo que se ha renovado en casi el 50% de su efectivos. 

Ciertamente, por desgracia no hemos podido renovar a ninguno de los jugadores que fichamos la pasada temporada y que tan buen rendimiento dieron al equipo. Las enormes estrecheces económicas que sufre el club nos han impedido pelear para seguir contando con sus servicios. Ha sido una pena, pero nos quedamos con el orgullo de haberlos visto crecer y continuar con sus carreras ascendentes.

Las nuevas incorporaciones, ¿se ajustan a tu tipo de equipo, a tu forma de juego?

Lo hemos intentado. Nuestro baloncesto es de mucho sacrificio defensivo y de electricidad ofensiva, por lo que buscamos mucho físico mezclado con talento. Esa combinación vale dinero en el mercado de jugadores y por eso nosotros, que no lo tenemos, estamos obligados a reinventarnos continuamente y a tirar de jóvenes con proyección que en muchos casos encontramos en la Liga EBA. No nos queda otra, vivimos apostando continuamente pero creo que no nos va mal. Debemos estar moderadamente satisfechos porque cuando no hay dinero se agudiza el ingenio…

En todo caso, la base del equipo son jugadores de la comarca 

Estamos muy orgullosos de nuestros jugadores de casa porque son los que hacen posible que Algeciras tenga un equipo en esta Liga tan exigente. Dan consistencia al proyecto y cada día nos dan una lección a todos con su profesionalidad y sacrificio. Javi, Miki, Rubén, Juanmi, Sergio y Sam son muchísimo más que lo que se ve cada fin de semana en la pista.

La pregunta del millón. ¿Qué espera de esta temporada?

La 2020/21 será una temporada muy difícil para todos los equipos. El Covid nos ha reventado y será el gran protagonista, pero debemos ser fuertes y aprender de este nuevo escenario. Muchas oportunidades nacen en las peores condiciones. En lo deportivo, conservar la categoría sería un enorme éxito.

Entre los aficionados hay ganas de baloncesto, este lunes hay una primera cita, 6 meses después del último partido.

Ojalá muy pronto nuestra fortaleza del sur pueda lucir con todo su esplendor y lo de los aforos por el Covid quede en un vago recuerdo. Vamos a tener un poco de paciencia e ir día a día que seguro que estos problemas se resolverán. La pretemporada está siendo una de las más atípicas que recuerdo por diferentes motivos (retrasos en la llegada de jugadores, lesiones…) pero el próximo lunes ya pondremos la maquinaria en modo crucero y recibiremos a Mallorca, todo un referente de la LEB Oro, con mucha ilusión y con las ganas de dar pasos adelante en nuestra preparación de la temporada.

El club crece, se suman equipos base del Deportivo a la estructura de UDEA

UDEA siempre ha sido un club de cantera. Ahora se están poniendo nuevamente los pilares. Los comienzos siempre son duros, pero con la mirada a medio y largo plazo llegarán los éxitos. Un grupo grandes de personas está trabajando para que eso ocurra. Lo importante es tener las puertas y el corazón abiertos y que la familia vaya creciendo día a día.