Agaden dice que el proyecto de Lago Marítimo “se queda corto” sin el baño en Los Ladrillos

Agaden Ecologistas en Acción sí considera positivo "que el Ayuntamiento reconozca que hay vertidos contaminantes directos de aguas residuales a la Bahía" y "su intención de acabar con ellos"

165
Recreación del proyecto del Lago Marítimo, en la antigua playa de los Ladrillos, y el Llano Amarillo, al fondo.

Agaden Ecologistas en Acción ha valorado hoy en un comunicado la información recibida sobre el proyecto de Lago Marítimo, tras la reunión celebrada el pasado 23 de septiembre en la sede de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, donde estuvieron presente la propia APBA (a través de su Presidente y Técnico del Proyecto) y el Ayuntamiento de Algeciras-Emalgesa (a través de su concejal delegado y técnicos de Aqualia).  

Desde Agaden se agradeció tanto la reunión como la “exhaustiva información” que se les facilitó del proyecto del Lago Marítimo, en el que están implicados APBA, Junta de Andalucía, Ayuntamiento y la Universidad de Cádiz. Pero, sobre todo, Agaden considera “clarificador” que el Ayuntamiento, por boca del concejal de Emalgesa, “reconociera, por fin, que existen vertidos contaminantes directos de aguas residuales a las dársenas del puerto de Algeciras y a la Bahía y su intención de acabar con ellos, porque si no el proyecto de Lago Marítimo no es posible”.

Para AGADEN-Ecologistas en Acción “éste es un cambio fundamental y muy positivo”, añadiendo en su escrito que “no sabemos si se corregirán los vertidos de aguas residuales, pero por lo menos está planificado y valorado, mientras que antes decían, incluso en sede judicial, que los ecologistas y la ciudadanía se inventaban las denuncias por vertidos de aguas residuales”.

En cualquier caso, la asociación ecologista ha manifestado su preocupación al respecto. “El Lago Marítimo es un proyecto a largo plazo y no será posible sin la eliminación de los vertidos de aguas residuales, dice la APBA. Así que los técnicos de Aqualia que han proyectado la eliminación de vertidos no se atreven a ponerle una fecha de inicio o de terminación, debido a las injerencias que se puedan encontrar en las redes. Por otro lado, nos informaron que la financiación vendrá de mano de la Junta de Andalucía con el canon de mejora autonómico, lo cual nos plantea grandes dudas legales y financieras”.

Otro aspecto que para Agaden es fundamental es que “el proyecto solo atañe a la dársena pesquera hasta llegar al puente del acceso norte al puerto de Algeciras, pero ¿qué ocurre con los vertidos de la zona sur de la ciudad (Saladillo y el cauce hasta el puerto del Rio de la Miel)?”.

Desde Agaden se insiste en que “el proyecto de Lago Marítimo es una gran noticia para Algeciras y su medio ambiente, y nos parece muy positivo, sobre todo porque va acompañado de la solución de un problema histórico como son los vertidos de aguas residuales a nuestra Bahía”, aunque, al mismo tiempo, consideran que se trata de un proyecto “poco ambicioso”. “Lo suyo hubiera sido recuperar la antigua playa de los Ladrillos. Con el proyecto actual solo se pretende que en la dársena pesquera haya aguas limpias en un futuro; que no es lo mismo que aguas aptas para el baño. Si el proyecto se queda solo en eso, en ‘aguas limpias’, está claro que algún vertido de fecales seguirá saliendo en esta zona”, advierten.

La “gran incógnita” de las estaciones de bombeo

A Agaden Ecologistas en Acción le preocupa, especialmente, “cómo se va a poner fin a estos vertidos contaminantes, porque en el tramo de actuación del proyecto de Lago Marítimo hay cuatro puntos de vertidos. Uno constante de aguas fecales, las 24 horas del día los 365 días al año, a la antigua playa de Los Ladrillos, y tres discontinuos, dos de ellos de la calle Jacinto Benavente incluyendo el “aliviadero” de la EBAR de la Concha, con cuantiosos vertidos y, por último, la EBAR frente a la sección de la Audiencia provincial (Avda. Virgen del Carmen), que también produce vertidos a la dársena pesquera. ¿Cómo se reconducirá hacia la red de fecales que lleva a la Depuradora de Isla Verde? Esta es la gran incógnita”.

Para la organización ecologista, un primer problema son las “injerencias”. “No solo se pretende actuar contra ellas, sino que también se quiere canalizar las aguas pluviales de las grandes avenidas de lluvia hacia enormes tanques (que habrá que construirlos), al objeto de ‘soltar’ estas aguas poco a poco y para que no salgan de golpe con las aguas residuales, contaminándolo todo en la dársena pesquera del puerto de Algeciras. ¿Cómo se va a financiar todo esto solo con el canon de mejora de la Junta?”, se preguntan.

Un segundo problema, para los ecologistas, tiene que ver con los “fallos” de los sistemas de bombeo de las actuales EBAR (Estación de Bombeo de Aguas Residuales), que, a su juicio, deben ser sustituidas por “otras más potentes, de mayor capacidad, más modernos y eficientes. Más financiación. ¿De quién de la Junta y del canon de mejora?”.

Preocupación por la financiación

En definitiva, Agaden advierte de que “la gestión de la financiación de este proyecto en la parte de corrección y eliminación de los vertidos de aguas residuales o fecales corresponde al Ayuntamiento de Algeciras. Y su previsión es que esta financiación llegue a través de la Junta de Andalucía con el canon de mejora autonómico, del Estado y de los fondos europeos. Es decir, el Ayuntamiento de Algeciras va a poner muchas ideas, pero poco dinero. Así que la gran incertidumbre es la financiación. ¿Y si no reciben fondos? Además, como este es un proyecto a largo plazo, ¿qué ocurre si cambia el signo político del Ayuntamiento y no coincide con el de la Junta? ¿Se comprometerán los partidos a mantener esta financiación en caso de que se apruebe en los presupuestos de la Junta o el Estado?”.

En cuanto a la actuación costera, Agaden afirma no tener ninguna opinión al respecto, salvo que esperan “que se utilicen materiales adecuados y sostenibles y que la actuación respete los pocos valores ambientales que quedan en ese lugar y en el paseo de cornisa”.

Por último, la asociación asegura tener “dudas” sobre los tres nuevos edificios en el Llano Amarillo, fruto de la colaboración Puerto-Ciudad, y en los que también están implicados la Junta de Andalucía y la Universidad de Cádiz, al quedar disponible un espacio al trasladar la Operación Paso del Estrecho a la zona de la Lonja Pesquera. “Esperamos de este proyecto edificatorio no tape más la vista del mar de los paseantes de la avenida Virgen del Carmen, y que los tres nuevos edificios no contribuyan a alejarnos más del mar, sino todo lo contrario”.

Agaden Ecologistas en Acción afirma estar dispuesta a contribuir dentro sus modestas posibilidades a este proyecto, y al mismo tiempo, “seguimos aspirando a bañarnos con más algecireños/as un día en la antigua playa de Los Ladrillos. En ese sentido esperamos que se nos informe periódicamente de los pasos que están dando en el futuro, el desarrollo del proyecto y cómo va su financiación”.