Policías denuncian “graves deficiencias” en el protocolo Covid del CATE de Crinavis

57
Una imagen de archivo del CATE de San Roque.

El sindicato JUPOL, mayoritario en el Consejo de la Policía, ha denunciado en Algeciras ante la Subdelegación de Gobierno de Cádiz y ante el coordinador de la Administración General del Estado (AGE) para el Campo de Gibraltar, lo que considera “graves anomalías y deficiencias” en el protocolo se actuación ante posibles casos importados de COVID-19 en el contexto de la inmigración irregular, más en concreto en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Crinavis, en Campamento.

JUPOL ya ha denunciado con anterioridad la situación en la que se encuentran los agentes de la Policía Nacional que participan en los operativos relacionados con la llegada de inmigración irregular a las costas de la comarca. Este sindicato cursó una denuncia ante el Defensor del Pueblo por la grave situación que vive en el citado CATE y la no resolución del conflicto de competencias entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

En la denuncia ante las dos entidades gubernativas se vuelve a reiterar “la falta de coordinación entre estas y la no adecuación del CATE para realizar cuarentenas médicas a estas personas en situación irregular, que no están detenidas y que permanecen en el centro realizando una cuarentena médica”.

En este sentido se vuelve a reiterar que el personal policial que realiza la custodia en el centro carece de formación sanitaria y que son continuos los PCR positivos de los inmigrantes que llegan a las instalaciones, incrementando el riesgo de contagio al permanecer en algunas ocasiones más de diez días en el CATE. Igualmente se incumple el protocolo al pasar de 48 horas los resultados de los PCR.

Por estos motivos, JUPOL reitera la anterior denuncia e informa de la posibilidad de emprender acciones en otras vías en el caso que no pongan fin a la situación, que ha generado el conflicto entre estas dos administraciones.

Por otro lado, desde la organización sindical se está trabajando para obtener apoyos entre las diferentes fuerzas políticas. En este sentido, la semana pasada se ha mantenido una reunión con el Partido Popular, que gobierna en el Ayuntamiento de Algeciras, para exponer “la delicada situación, que degenera en una falta de seguridad en la ciudad por la continua detracción de policías que prestan servicio en Algeciras”.