(2-1) Algeciras al poder

232
Segundo gol del Algeciras CF.

El Algeciras Club de Fútbol regala otra alegría a su gente, a los 400 que estuvieron y a los que tuvieron que quedarse en casa. Un triunfo de algecireñas maneras, con goles de gente de la tierra, de Juan Serrano e Iván, y sacando carácter y la inteligencia para remontar el gol inicial del CD Marino. Una victoria diferente y fundamental que le sitúa en cabeza de la tabla compartiendo liderato y puntos (7 en tres partidos) con el eterno rival.

Los de Salva Ballesta se descubrieron la pasada semana en el templo del Decano y hoy afrontaban un duelo con otra complejidad, en el que tenía que ser protagonista y tenía la presión de ganar ante un rival supuestamente de perfil más bajo aunque para nada fácil. Con el mismo once que la semana pasada, el Algeciras sufrió en la salida y a los once minutos el Marino se adelantó en una jugada mal resuelta en defensa que Borja aprovechó con calidad. 0-1.

Había tiempo. Este Algeciras está comprometido, es solidario y parece saber afrontar distintas vicisitudes. Hoy tocaba remontar. Edu Ubis cayó lesionado en el minuto 30. Cosa fea. El nueve albirrojo no está teniendo suerte.

Pero Salva Ballesta ha encontrado una perla en la cantera algecireña. Un tal Juan Serrano, un chico de la tierra, con fútbol, descaro y pegada. De los que enamoran al Mirador. En el 38′ se inventó desde fuera del área un disparo ajustado, de esos que parecen imposible para un recién llegado, como en Huelva, y empató el partido. 1-1.

El Algeciras CF estaba mejor que su rival, que ya no olió portería. Faltó algo de precisión en los metros finales, en algunos centros y en estar en el sitio adecuado a estos, y que el linier dejara de levantar el banderín en cada jugada. Muy al límite siempre el ataque albirrojo.

Sobró paciencia y mentalidad. Hubo precisiones pero no desesperó. Yelko entró y el equipo ganó en asociación y en pases interiores. Un jugador interesante. Iván y Armando fueron dueños del centro, y la defensa vio el peligro de cara. Vallejo estuvo a salvo. Álvaro Romero marcó en el 62′ pero el tanto fue anulado por fuera de juego entre la indignación local.

Los 400 achuchaban, pedían más, el Algeciras tenía sus momentos. En el 76′, el Marino se quedó con 10 por una tontería de Manu Dimas. Una ventaja que los locales aprovecharon aunque sufrió para derribar la muralla canaria, cada vez menos alta.

Fue Iván Turrillo. Quién si no. Un jugador ya de leyenda en el Algeciras CF, el que más veces ha vestido la albirroja. Remató un córner para hacer el 2-1 y dar la victoria a su equipo de toda la vida. La segunda de un arranque de temporada para soñar.

Algecireños al poder. Algeciras, en lo más alto del grupo IV-A de Segunda división B, donde comparte liderato con la Balona. Un arranque para celebrar y para aprovechar. Ahora, a Las Palmas.