45 detenidos y 1.600 kilos de hachís, tras caer una red de narcotráfico en las costas andaluzas

La operación, desarrollada por la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga y de OCON-SUR ha contado también con el apoyo del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Algeciras

171
Captura de pantalla del vídeo grabado por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado una organización delictiva dedicada a introducir en España cantidades de hachís utilizando embarcaciones, tanto de recreo como semirrígidas de alta velocidad, a través de la costa andaluza para posteriormente distribuirlas por otros países europeos.

En la denominada operación ‘Vinculada’ se ha detenido a 45 personas de nacionalidades española y marroquí por los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales y se han intervenido 1.600 kilos de hachís y un kilo de cocaína y varias embarcaciones valoradas en 1,3 millones de euros.

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, la operación se inició tras tener conocimiento de la existencia de un grupo delictivo que realizaba sofisticados dobles fondos en vehículos y embarcaciones de recreo para transportar sustancias estupefacientes, principalmente hachís.

Según la investigación, este grupo actuaba a petición de otra organización dedicada a introducir grandes cantidades de hachís en España haciendo uso de todo tipo de embarcaciones y que contaba con un alto nivel económico que les permitía adquirir numerosas embarcaciones que guardaban en naves industriales que alquilaban en las provincias de Málaga y Cádiz y sólo eran botadas al mar cuando iban a realizar un transporte de droga.

La Guardia Civil subraya que la “enorme infraestructura” de esta red le permitía operar de manera simultánea en varias localidades andaluzas, de forma que podía introducir varias embarcaciones cargadas de droga en varios puntos de la comunidad dificultando así la investigación.

Secuencia de pulsaciones para abrir los dobles fondos

Como prueba de ello, la Guardia Civil destaca que en algunas ocasiones, para abrir los dobles fondos que habían llevado a cabo previamente, era necesario introducir una secuencia de pulsaciones en los mandos originales del vehículo, contraseña que conocían pocos miembros de la organización.

Durante la operación se intervinieron tres vehículos con droga oculta en dobles fondos en Melilla, Ceuta y Huelva y se detuvo a sus conductores. Igualmente en Almería los investigadores incautaron una embarcación de recreo que ocultaba hachís en un doble fondo practicado en el casco, por lo que se detuvo a la tripulación.

En estas actuaciones se intervinieron 1.600 kilos de hachís y un kilo de cocaína, así como cinco embarcaciones de alta velocidad, una de ellas, un potente cuatrimotor a estrenar que había sido adquirido días antes por la organización y que los agentes interceptaron cuando iba a ser transportado a Almería. Además se localizaron cuatro embarcaciones de recreo (dos de ellas con dobles fondos), todas ellas valoradas en más de 1.300.000 euros.

Por otro lado, se han practicado 12 registros en la provincias de Málaga y Cádiz, donde se han intervenido más de 45.000 euros en metálico, 4.200 litros de gasolina, ocho turismos, dos camiones, tres semirremolques, tres motos acuáticas y dos armas de fuego, entre otros objetos y documentación incriminatorias.

Durante el registro de la nave industrial, utilizada para realizar los sofisticados dobles fondos en distintas partes de vehículos y de embarcaciones y ubicada en un polígono de Málaga, se detuvo a las personas que los realizaban.

La operación ha sido desarrollada conjuntamente por agentes pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga y de OCON-SUR, que han contado con el apoyo del Grupo de Acción Rápida (GAR), la Unidad de Helicópteros (UHEL) y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Algeciras y Cádiz.