domingo, septiembre 26, 2021

Los problemas de La Línea solo interesan si van en narcolancha
L

Como si no hubiese más noticias, más historias, otros muchos problemas, un medio de comunicación nacional emite este jueves un nuevo programa especial sobre el narcotráfico en La Línea, y ya van tropecientos. ¡Qué novedad! Da igual la complicada situación sanitaria que atraviesa el municipio, el Brexit y sus consecuencias en esta tierra fronteriza, los altos índices de desempleo en la zona y las reivindicaciones históricas de una población olvidada. Olvidada salvo si es para hablar del narcotráfico. Parece que los problemas de La Línea, de esta comarca, solo interesan si van sobre una narcolancha, o si nieva, la nieve también queda muy bonita en televisión. Pero como aquí no nieva, pues eso, narcos, narcos y narcos. Y ojo que este artículo no pretende negar una problemática muy seria en la que participa una parte de la población; lo que es es, y esto es así, pero también hay muchas otras realidades, muchísimas otras, y mientras tenga oportunidad voy a tratar recordarlo.

Da igual que la ciudad de La Línea haya multiplicado de forma descontrolada el número de contagios por Covid-19 desde finales del mes de diciembre; que los controles en la frontera con Gibraltar, confinada y gravemente afectada por la nueva cepa británica del coronavirus, hayan sido muy escasos; que la tasa de incidencia Covid en La Línea supere en estos momentos con creces los 2.000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y obligue a los linenses al autoconfinamiento; que la hostelería y el pequeño comercio cumplan ya dos semanas cerrados a cal y canto, sobreviviendo a un año nefasto, en números rojos, con las deudas al cuello, sin ingresos pero con cientos de facturas. Parece que tampoco interesa que los padres y madres de La Línea, el 97% de estas familias, preocupados por el alto número de contagios en la ciudad, lleve dos semanas sin llevar a sus hijos a clase, a pesar de lo dispuesto por la Junta de Andalucía. Bueno perdón, esto sí interesa, interesa si para contar este pulso de las familias linenses se utilizan imágenes de archivo de las terrazas llenas (de este verano obviamente, porque la hostelería lleva ya dos semanas cerrada).

Y no solo se trata de la cuestión sanitaria. Sin ir más lejos, el Brexit por ejemplo. He visto reportajes sobre los españoles residentes en Reino Unido y su preocupación ante el Brexit, sobre las consecuencias de esta ruptura en el mercado automovilístico, en la venta del aceita de oliva y en la compraventa de residencias de lujo en la Costa de Sol. Pero oye, he visto muy muy muy pocas informaciones sobre los más de 10.000 trabajadores transfronterizos que cruzan cada día la frontera con Gibraltar, y que por cierto, a pesar de ser un territorio que se opuso rotundamente a esta salida de la Unión Europa (el 96% de los gibraltareños votó en contra), ha tenido que esperar hasta el último minuto (literal) para conocer un principio de acuerdo que salve a la zona de un Brexit duro.

Por supuesto que tampoco importan los cientos de linenses que triunfan por el mundo con historias inspiradoras; los miles de linenses que, a pesar de todo, se levantan cada día para ganarse un duro honradamente; no importa que La Línea sea uno de los municipios de España con mayor tasa de desempleo; y da igual las demandas y reivindicaciones históricas de este lugar. Si todas estas cuestiones no van sobre una narcolancha, no interesan. Qué pena.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti