“La verdad es que últimamente no paramos, pero estamos para eso, para ayudar al ciudadano”

Bomberos del Consorcio Provincial han realizado hoy en la residencia Nuestra Señora del Rosario una de las numerosas tareas de desinfección que llevan a cabo, 7.000 desde el inicio de la pandemia

203
Los bomberos del Parque de Guadacorte, preparándose para desinfectar una de las residencias de Los Barrios

“Últimamente la verdad es que no hemos parado, pero para eso estamos… Para ayudar a los ciudadanos”. Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz han estado este viernes, 12 de febrero, desinfectando los accesos y las instalaciones de la residencia de ancianos Nuestra Señora del Rosario, en Los Barrios, que todavía se encuentra medicalizada por la Junta tras el brote de coronavirus sufrido a principios del pasado mes de enero. También esta misma semana, concretamente el jueves 11, han estado en otra residencia de Los Barrios, la de San Ramón Nonato, realizando la misma labor.

No se trata, en ningún caso, de actuaciones aisladas: ante la virulencia de la “tercera ola” de Covid-19, el Consorcio ha reforzado en las últimas semanas, en la comarca y el resto de la provincia, el dispositivo especial que ya han puesto en marcha en otras ocasiones, con el objetivo de sumar esfuerzos a la lucha contra la pandemia.

Un equipo de 8Directo ha podido hoy comprobar cómo los bomberos llevan a cabo esta importante labor y hablar con Alfonso Egeda, jefe del Parque de Bomberos de Guadacorte, que tiene también bajo su responsabilidad el Parque de Jimena. Según nos ha contado, llevan ya casi 7.000 actuaciones de este tipo desde que se declarara, en marzo de 2020, el primer estado de alarma en nuestro país, y de ellas, más de 240 se han desarrollado en estas tres últimas semanas.

“Armados” con sus Equipos de Protección Individual (EPIs) y un recipiente con forma de mochila que contiene una disolución de agua e hipoclorito sódico al 1 por ciento, los bomberos comienzan siempre primero desinfectando los accesos exteriores a los centros, para luego continuar con una labor más detallada en el interior de dichas instalaciones, con especial incidencia en las zonas más “delicadas”.

Estrictos protocolos de seguridad, en espera de la vacuna

Tal y como 8Directo ha podido comprobar hoy en Los Barrios, los efectivos del CBPC mantienen “estrictos protocolos” en todas estas actuaciones, que demuestran, una vez más, que los bomberos no están sólo para apagar incendios. Actuando en primera línea de batalla contra el virus, en espacios que, por sus propias características, están expuestos a un alto nivel de contagios, deben equiparse para poder cumplir con toda la normativa de seguridad tanto en el exterior, en las zonas de entrada y salida para trabajadores (las visitas a las residencias como Nuestra Señora del Rosario están todavía prohibidas) como en el interior, en las llamadas “zonas comunes”, y desinfectarse al finalizar cada intervención y antes de iniciar la siguiente.

En algunos casos, según nos explicaba hoy Alfonso Egeda, estas desinfecciones se realizan incluso por la noche, cuando los usuarios ya están descansando, para facilitar el desarrollo de las tareas del centro. En algunas localidades de la provincia se han llegado a realizar hasta 6 en un día. 

Los efectivos del Consorcio de Bomberos de muestran comprometidos y satisfechos de poder aportar este “granito de arena” a la lucha contra esta pandemia que ha cambiado nuestras vidas, y que dura ya casi un año. Y, como tantos otros trabajadores de primera línea, que están viendo la cara más dura de esta crisis, hacen una llamada a la prudencia de la población, mientras siguen a la espera de poder recibir pronto (ellos también) la ansiada vacuna contra la Covid-19. “Esperemos que no tarde mucho, porque entramos en áreas peligrosas, en zonas donde hay Covid, y no estamos vacunados, aunque tengamos los medios y los EPIs adecuados”.