Un San Valentín con un buen puñado de “corazones rotos”

395
Un escaparate, decorado e estos días con motivo de San Valentín

El Campo de Gibraltar vivirá este domingo, 14 de febrero, un San Valentín diferente, marcado por las restricciones a las que aún “obliga” la alta incidencia de Covid-19, aunque el anuncio, este mismo viernes, de que en todos los municipios, salvo Castellar, podrán estar abiertos la hostelería y los comercios no esenciales, ha dado algo de “respiro” en la comarca.

No obstante, el sector relacionado con la fiesta del Día de los Enamorados ya ha perdido durante estos días atrás numerosas ventas, que no podrán recuperar. Así nos lo comentaba esta semana la presidenta de Apymeal, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Algeciras, Francisca Ríos, recordando que, tradicionalmente, la del 14 de febrero ha sido siempre una fecha permitía “arreglar” un poco el invierno a numerosos comerciantes, como joyerías, tiendas de ropa y complementos, librerías y tiendas de artículos de regalo, además de lo que suponía en cuanto a reservas hoteleras y de restaurantes.

Otros años, Apymeal ha celebrado San Valentín “por todo lo alto”, fomentando la decoración de locales y escaparates con un concurso que en cada edición tenía más adeptos, y que los llenaba de corazones y otros detalles tradicionalmente relacionados con el romanticismo. Además, se organizaba entre los clientes de los establecimientos asociados un concurso, cuyo premio solía consistir en una noche de hotel para la pareja ganadora, con decoración especial en su suite, e, incluso, en alguna ocasión, una relajante sesión de spa. Esto, en Algeciras, pero igual ocurre en otros municipios de la comarca.

Nada de eso, sin embargo, ha sido posible este año, aunque, de haberse mantenido las restricciones vigentes hasta este viernes, la imagen del domingo sería aún “más triste” en la mayor parte de la comarca. En el último momento, sin embargo, el paso de Algeciras y el resto de municipios (salvo Castellar) a Nivel de Alerta 4 grado 1, permitirá, al menos, que este sábado puedan “animarse” un poco las ventas, y que el domingo puedan llenarse de parejas los bares y restaurantes… Respetando las limitaciones de aforo y el resto de medidas higiénico-sanitarias aún vigentes, eso sí.

De no haberse producido este cambio de nivel de alerta (y de rebajarse de 14 a 7 días los establecidos para la adopción de restricciones), éste hubiera sido un fin de semana de tiendas y restaurantes cerrados en 7 de los 8 municipios de la comarca, ya que sólo Tarifa permanecía hasta hoy con dichos establecimientos abiertos. Así las cosas, los únicos negocios que hubieran podido sacar “ganancia” de este San Valentín hubieran sido, prácticamente, las floristerías y pastelerías, en las que muchos encargan algunos de los regalos más “clásicos” para la ocasión: ramos de rosas rojas o tartas y bombones de chocolate en forma de corazón.

En cualquier caso, lo que sí que se mantiene (salvo para Tarifa) son los cierres perimetrales, que, a buen seguro, impedirán este fin de semana que puedan reencontrase aquellas parejas que no residan en el mismo domicilio ni tengan documento que lo demuestre, al no ser considerado el amor una “razón justificada” para viajar ni para saltarse el confinamiento del término municipal. Al menos, según el BOJA.