El jimenato Iván Merino, ante el reto de la Champions de los drones

Ante la limitación de las competiciones individuales, el piloto campogibraltareño trata busca nuevos retos en la Drone Champions League

47
Ivan Merino, en una publicación de su cuenta de Instagram (@ivan.merino5).

El piloto jimenato de drones Iván Merino afronta 2021 cargado de nuevos retos. Tras un 2020 en el que la pandemia ha interrumpido un gran número de competiciones, Merino quiere afrontar el nuevo año con un reto mayúsculo como es la Drone Champions League, una de las competiciones más prestigiosas por equipos del mundo. Merino ya sabe lo que es competir fuera de España de forma individual, pero ahora está tratando de encontrar un hueco en este certamen con un equipo.

Con un bagaje ya demostrado a nivel individual – ha sido líder del ranking español y campeón nacional -, tratará este 2021 de encontrar un acomodo para competir con los mejores como miembro de una escuadra. Actualmente, cuenta, las competiciones individuales han quedado muy mermadas, por lo que la salida para seguir en liza es unirse a un equipo. “Es ahí donde más se invierte y es lo que tiene más repercusión”, señala.

Merino, de 28 años, reconoce que disfruta más compitiendo de forma individual que en equipo, pero también señala que puntuar de forma colectiva tiene sus ventajas: “Por equipos, vas más relajado porque te puedes permitir un fallo. Solo, si te eliminan te vas para casa. Imagina ir a otro país y que te echen en un minuto. Pero individualmente saco a relucir mi constancia. Siempre me traigo un buen resultado”.

Este joven jimenato conoció el mundo de los drones hace únicamente cinco años, cuando estudiaba Ingeniería Aeroespacial, una formación que finalmente no terminó, atrapado por la que es ya su profesión, no solo en la competición, sino también en la producción audiovisual. Su habilidad a los mandos de estos pequeños aparatos le ha permitido trabajar en varias filmaciones, muchas de ellas relacionadas con la competición y la velocidad.

Como él, pocos pueden presumir de vivir gracias a pilotar estas máquinas: “Me dedico exclusivamente porque compito en carreras individuales y por equipos y si consigues patrocinadores ayuda. Pero lo combino con grabaciones y anuncios. Los drones de carreras aportan mucho más dinamismo y su imagen llama mucho más la atención que los normales“, afirma.