Activada la pre-emergencia del Plan de Inundaciones ante las fuertes lluvias en la comarca

Según informan el 112 y la Junta, cuatro carreteras permanecen cortadas al tráfico y la Aemet ha elevado a naranja el aviso meteorológico, que estará vigente hasta las 18.00

1569
Una de las incidencias de esta madrugada, en la carretera entre Castellar y Sotogrande. Foto: Carmelo Justicia

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, ha activado la fase de pre-emergencia del Plan ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) en la provincia ante la previsión de intensas precipitaciones en la zona del Estrecho, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso naranja. La fase de pre-emergencia se identifica con la existencia de informaciones hidrológicas y meteorológicas que, por su evolución desfavorable, pudiesen dar lugar a inundaciones.

Esta caracterización deriva, fundamentalmente, de la información aportada por los sistemas de información de meteorología
adversa, la información pluviohidrológica y la información del estado de presas. La Aemet ha elevado a naranja el aviso meteorológico y que permanecerá vigente hasta las 18.00 horas en la zona del Estrecho, donde se puede registrar una acumulación de 90 litros por metro cuadrado en una hora.

El Teléfono de Emergencias 112 ha recibido desde la madrugada casi una treintena de avisos, la mayoría de ellos se han debido a anegaciones de viviendas en Los Barrios, donde el Ayuntamiento ha activado el Plan de Emergencia Municipal
(PEM). En este municipio se han visto afectadas zonas aledañas al río Palmones y sus arroyos como Huerta Benharás, donde ha sido necesaria la actuación del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil para rescatar a personas
que habían quedado atrapadas en sus viviendas por la crecida del río, algunas de las cuales solicitaban asistencia sanitaria. También se han visto afectadas zonas bajas de Los Barrios como la aldea El Rocío. Asimismo, la crecida del río Guadarranque ha afectado a varias carreteras, como la A-381.

Actualmente, y según la información de la Dirección General de Tráfico, hay cuatro carreteras que se encuentran en nivel negro y cerradas al tráfico por las lluvias: la CA-9208, en Algeciras, del 0 al 1,7; la CA-9209 en Los Barrios, entre el 0 y el 1; la A-2102 entre los kilómetros 0 y 3 y la A-2103 del 0 al 2.5, ambas vías localizadas en San Roque que se han visto afectadas por el desbordamiento del río Guadiaro y que han dejado incomunicadas a algunas urbanizaciones de Sotogrande.

Además, la DGT recomienda circulación con precaución por la CA-9210, en Tarifa entre los kilómetros 0 y 4,5, tramo que durante la mañana ha permanecido cortado, si bien ahora se encuentra en nivel amarillo. En cuanto a la A-2100, en San Roque, que permanecía cortada desde ayer, la Guardia Civil ha informado de que la carretera ha quedado abierta al tráfico.

Consejos de autoprotección

Ante episodios de lluvias y tormentas, el servicio Emergencias 112 Andalucía ofrece una serie de consejos a la población para intentar disminuir los riesgos asociados a estos fenómenos meteorológicos. Se recomienda a la ciudadanía mantener la calma y permanecer atentos a las indicaciones de la Aemet, Protección Civil, las autoridades u organismos intervinientes transmitidas a través de sus efectivos o de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales, como la de 112 Andalucía.

Es aconsejable retirar del exterior de las casas aquellos muebles y objetos que puedan ser llevados por el agua para evitar accidentes. También se aconseja no estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos, para evitar así ser sorprendidos por una súbita crecida de agua o riada. Al volante, hay que extremar la precaución y respetar como siempre las normas de circulación e indicaciones de los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, y no cruzaremos nunca en automóvil lugares inundados. Ante una pequeña balsa de agua, se debe atravesar con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor.

No se debe conducir por una carretera inundada o cruzar un puente o paso subterráneo con agua ya que la fuerza de la corriente podría arrastrar el vehículo. Asimismo, se debe evitar viajar de noche, dado que es en estas horas los peligros
son más difíciles de detectar. En caso de tormentas, es aconsejable cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues éstas atraen los rayos.

En la calle, se debe tener en cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No se hay que buscar el cobijo debajo de árboles, sobretodo, si están solitarios, ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zonas bajas. También se deben evitar pequeños edificios, cobertizos, tiendas de campaña y automóviles descapotables.
Y siempre, ante cualquier situación de emergencia, podemos llamar al Teléfono Único de Emergencias 112 Andalucía, gratuito y disponible las 24 horas del día los 365 días del año.