Las últimas lluvias dejan a los embalses con más del doble de agua que en enero

El Campo de Gibraltar empezó el año con apenas 38 hectómetros cúbicos de agua y ahora cuenta con 86,72, rozando el 50%

690
Embalse de Guadarranque tras las últimas lluvias de marzo. Foto: Carmelo Justicia.

A pesar de las inundaciones y desagradables imágenes que han dejado las lluvias en los últimos días en el Campo de Gibraltar, las fuertes precipitaciones sí han dejado una gran noticia: los embalses de la comarca mejoran de forma notable su situación. Solo en la última semana han logrado recuperar 27,5 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone una mejora de más de n 15% en el conjunto de los tres pantanos de la zona: Charco Redondo, Guadarranque y Almodóvar. Actualmente, juntos suman 86,72 hectómetros cúbicos de agua (49,55% de su capacidad), cuando a principios de enero era de apenas de 38, sobre un total de 174,98 (21,72%).

Las fuertes precipitaciones se han dejado notar en los embalses de la zona. El más beneficiado por la subida ha sido Guadarranque, que ha pasado de tener 34,13 hectómetros cúbicos a 49,74, sobre una capacidad total de 88 y marca un 56,71%.

El embalse de Charco Redondo también ha sido otro de los grandes beneficiados. Prácticamente al límite en los primeros días de enero (apenas superaba el 15%), esta última semana ha adquirido 10 hectómetros cúbicos más, lo que eleva el agua acumulada hasta los 32,21, un 39,47%. Aunque continúa siendo una cifra baja comparado con la media de los últimos 10 años, del 61,1%, sí se puede decir que estos dos últimos meses han permitido una mejoría suficiente para sacar de un estado crítico al embalse.

El embalse de Almodóvar, en Facinas y más dedicado al riego, también mejora su capacidad acumulada y se sitúa con dos tercios de su máximo: 4,77 sobre un total de 5,68 hectómetros cúbicos de agua, doblando su situación de hace un año, ni llegaba a los 2 (1,90).

Mejor que en 2020

Otro hito reseñable es que la situación general de los embalses mejora ya a la de estas mismas fechas de 2020. Por aquel entonces, los tres pantanos del Campo de Gibraltar sumaban 76,94 hectómetros cúbicos de agua, en una situación que se mantuvo muy estable durante todo el invierno, sin grandes subidas, como sí ha ocurrido este año. Con las lluvias de estos últimos días, los pantanos han culminado su particular remontada, que comenzó con la borrasca Filomena, y ahora se encuentran en mejor situación que en la semana que supuso el inicio del confinamiento en España.

En concreto, Charco Redondo ha igualado su estado de marzo de 2020, (32,21 frente a 31,68 hm3 el 8 de marzo de 2020), mientras que Guadarranque y Almodóvar sí tienen mejores datos que hace 52 semanas. Guadarranque sumaba 43,36 hectómetros cúbicos y ahora cuenta con 49,74, por lo que la mejoría es notable, sobre todo si se tiene en cuenta que empezó el año con apenas 24. Almodóvar dobla el agua que tenía por entonces: ha pasado de 1,9 a 4,77 hectómetros cúbicos.