Andalucía acoge más del 20% de parejas reproductoras de águila imperial ibérica de España y Portugal

234
Andalucía acoge más del 20% de las parejas reproductoras de águila imperial ibérica de España y Portugal - JUNTA DE ANDALUCÍA

Andalucía acoge más del 20% de las parejas reproductoras de águila imperial ibérica de toda la Península. Estas son las estimaciones de los técnicos que trabajan en la recuperación de esta especie amenazada, que ha encontrado en la comunidad andaluza un hábitat idóneo para su cría y conservación.

El año pasado, Andalucía registró un nuevo récord de población nidificante al alcanzar las 123 parejas, lo que supone un incremento del 6% respecto a 2019. Y lo que es más significativo, superó por sexta vez la cifra de referencia para considerar que la especie ha alcanzado el estado favorable de conservación, según marcan las propias directivas de aves y hábitat de la Unión Europea.

Así se recoge en el balance de 2020 del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica, que también destaca que el año pasado se constataron diez nuevos territorios en la comunidad, con lo que se consolida la tendencia de crecimiento y que las actuaciones que desarrolla la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para la recuperación de este ave rapaz “está dando sus frutos”, según ha subrayado en un comunicado la Junta.

Según los datos de este informe de seguimiento, la mayor parte de las parejas reproductoras de águila imperial ibérica en Andalucía está localizada en la provincia de Jaén. En total, 50. Le sigue la provincia cordobesa, con 32 parejas, y Sevilla, con 27. El resto se reparte entre las de Huelva (6), Cádiz (5) y Granada (3).

Este incremento en nuevas áreas de distribución en las provincias de Granada, Cádiz y en las Sierras Béticas de Jaén consolida la viabilidad de la población andaluza. Al mismo tiempo, también ha crecido el número de parejas en Sierra Morena, lo que ha hecho posible unir los subnúcleos oriental y occidental, aumentándose la población de la provincia de Sevilla en cinco parejas, donde se había detectado en los últimos años un descenso de la población.

138 polluelos

La temporada de cría ha estado marcada en 2020 por dos factores principales. Por un lado, las elevadas precipitaciones registradas provocaron el desmoronamiento de una decena de nidos. Por otro lado, el confinamiento a causa de la crisis sanitaria del Covid ha reducido las molestias a las parejas reproductoras, pero también las operaciones de seguimiento de la especie.

En total, el año pasado se contabilizaron 138 nacimientos de crías de águila imperial en Andalucía, de los cuales 122 lograron emprender el vuelo con éxito, la segunda cifra más alta tras los 130 registrados en 2019. Por contra, se han dado 13 casos de mortalidad.

El récord de parejas reproductoras, la localización de diez nuevos territorios de nidificación y el elevado número de polluelos que han volado con éxito, vienen a subrayar la idoneidad de las actuaciones que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía para la conservación de esta especie emblemática de la Península Ibérica.

Actuaciones de conservación

En este sentido, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha resaltado el esfuerzo de los técnicos que trabajan en el plan de recuperación para llevar a cabo estas labores en un año marcado por las restricciones impuestas por el estado de alarma.

“El compromiso de los expertos de la consejería en la conservación del águila imperial es extraordinario y, a pesar de todos los obstáculos causados por la pandemia, han realizado un gran esfuerzo que ha tenido su recompensa”, ha remarcado Crespo, quien ha asegurado que 2020 ha sido un buen año para el futuro de esta especie.

Entre la actuaciones desarrolladas resaltan la aportación de alimentación suplementaria en cinco territorios el Espacio Natural de Doñana, la reparación de plataformas de nidificación, el rescate de emergencia de cinco crías y su posterior suelta, la instalación de emisores GPS en 13 polluelos y la liberación de 3.350 perdices en 17 fincas de Sierra Morena y otra de Granada para reforzar la población de presas.

En definitiva, la Junta ha resaltado que estas actuaciones para la mejora de la población del águila imperial ibérica en Andalucía han facilitado “un incremento del éxito reproductor en 35 territorios”.