miércoles, julio 28, 2021

Verdemar presentará alegaciones al proyecto de las plantas fotovoltaicas en Jimena
V

Los ecologistas han argumentado que la vega de Barrida, donde se pretende la instalación, es una zona inundable del río Hozgarganta

Verdemar-Ecologistas en Acción ha anunciado la presentación de alegaciones contra la instalación solar declarada de Utilidad Pública, la Fotovoltaica FV La Herradura, así como acerca de varias subestaciones y líneas eléctricas que afectan a los términos municipales de Jimena de la Frontera y Castellar de la Frontera. En esta misma línea de oposición al proyecto en general se encuentra el alcalde chisparrero, Adrián Vaca.

Los ecologistas han argumentado que la vega de Barrida, donde se pretende la instalación, es una zona inundable del río Hozgarganta, donde no hay constancia de expediente de deslinde de su cauce y que además es el límite del Parque Natural de Los Alcornocales

«Este proyecto que supone una expansión solar indiscriminada y de consumo innecesario de recursos naturales y de suelo, que no va a generar los objetivos que se persiguen con la energía alternativa y ataca el objetivo de proteger la imagen de la ciudad en el territorio en que se inserta», han destacado desde Verdemar.

Para Ecologistas en Acción resulta «innegable» la contribución de la energía solar fotovoltaica a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y a la consolidación de un tejido productivo descarbonizado, pero han añadido que su impacto resulta también negativo por fragmentación del territorio, ocupación de suelos, afección a aves esteparias, impactos paisajísticos, consumo de agua, usos agroganaderos en conflicto…

«La proliferación de proyectos fotovoltaicos, ocupando tierras agrícolas y espacios con aves esteparias, está llevándose a cabo sin ordenación alguna en nuestra comunidad. Ecologistas en Acción apoya resueltamente la alternativa fotovoltaica, imprescindible para la descarbonización de la economía, pero no de esta manera», ha señalado la organización, que alega que se está relegando el autoconsumo en favor de una «intención meramente especulativa».

«Las plantas fotovoltaicas están llamadas a tener un lugar en esta necesaria transición ecológica, pero supeditadas al interés general y a la preservación de los recursos naturales, entre ellos los de fauna, flora y paisaje. La casi ausencia de participación social en este desarrollo es un déficit que arrastra el recurso fotovoltaico. Es necesario limitar y ordenar la procedencia de estas iniciativas emprendedoras, propiciando la titularidad comunitaria por encima del lucro privado, y la participación de las economías locales en la propiedad de estas instalaciones, no solamente en la recepción de los resultados», han concluido.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti