sábado, junio 19, 2021

«En el arte, cada día es menos relevante el lugar donde vivas»

La artista Laura Pintado lleva ya cinco años viviendo en Tarifa, lugar del que dice sentirse enamorada y en el que ya ha dejado pinceladas de su producción, como varios murales

- Advertisement -

Paseando por Tarifa, es posible, que sin saberlo, se haya topado con el arte de Laura Pintado. A pesar de ser castellano-leonesa, esta artista lleva varios años afincada en el municipio tarifeño, en el que ya ha dejado varias muestras de su producción, algunas de ellas en forma de murales.

Su última obra de estas características se encuentra en el IES Almadraba, con una pieza titulada Beyond words. En ella, el retrato de una mujer mira fijamente al espectador, pero tiene la mitad inferior de su cara cubierta, por lo que simbólicamente le niega la palabra, entrando en el plano de la incomunicación, un tema recurrente en sus obras. Precisamente, este es también el asunto central del primer mural que realizó en Tarifa, Nadie llega aquí, y que se encuentra situado en el paseo de la playa de Los Lances, en la esquina del IES Almadraba, pintado en blanco y negro.

El mural Nadie llega aquí, de Laura Pintado.

Su legado mural en Tarifa se completa con otro realizado en el interior de la Casa de la Juventud, Equuleus, que guarda relación con lo que desde Occidente se conocen como las Cruces del Sur de los bereberes que antiguamente eran utilizadas como brújulas para orientarse por el desierto; y Diosa Madre, que resultó ganador del II Concurso de Pintura mural de Tarifa y que pretende reivindicar ese culto y respeto por nuestro entorno a través de símbolos procedentes de la cultura egipcia además de la simbología característica de mi trabajo personal. El trabajo se encuentra en el patio del IES Baelo Claudia

Enamorada de Tarifa

Pese a no ser tarifeña de nacimiento, es ya su casa, ya que lleva ya cinco años viviendo en Tarifa y no tiene pensado marcharse en breves, y con ella, tampoco su arte. «Llegué a Tarifa para pasar una temporada de verano trabajando pero me enamoré totalmente de ella y ya llevo viviendo aquí cinco años. Me encanta toda esta costa además de la sierra y la montaña, soy muy feliz aquí y pese a la distancia de mi familia no tengo planes de mudanza. Para mí también es un aliciente la cercanía con Marruecos ya que, aunque ahora no se pueda por el tema pandemia, tengo muy cerca a una cultura que me apasiona y de la que aprendo constantemente cosas nuevas que me sirven de inspiración para mi trabajo», señala sobre su admiración por la zona, a la que llegó tras haber realizado sus estudios universitarios entre Granada y Sevilla, en la que fue su primera incursión en Andalucía.

Aunque reconoce que «quizá no haya tantos recursos u oportunidades (tanto a nivel económico como de visibilidad) como en ciudades más grandes», también cree que en el mundo actual, un lugar de residencia es menos relevante para labrarse un camino en el mundo del arte. «Hoy en día hay mucho movimiento a través de Internet y de las redes sociales. Mucha gente conoce tu trabajo a través de estas plataformas y hay cantidad de convocatorias online en las que puedes participar así que entiendo que cada día es menos relevante el lugar o la zona donde vivas«, destaca. 

Pintado posa con una de sus obras.

De hecho, señala que siempre se ha encontrado una «buena predisposición» institucional para cualquier proyecto cultural en la zona aunque cree que desde los ayuntamientos de la zona deberían apostar más por otro tipo de turismo, no solo de sol y playa: «Podrían realizarse más exposiciones apoyando sobre todo a la gente joven y a los artistas emergentes de esta zona para darles más visibilidad, crear plataformas web donde visualizar los trabajos de los artistas más destacados o con más relevancia de cada zona, más convocatorias, más espacios públicos donde los artistas tengan posibilidad de trabajar… Todo es siempre mejorable».

Sin abandonar su carrera artística, también ejerce de diseñadora y creativa en la agencia Singulare, radicada en el Campo de Gibraltar. Pero al tiempo que saca adelante sus obligaciones laborales, sigue centrada en sus proyectos artísticos. Actualmente, se encuentra inmersa en varias aventuras. La primera de ellas es una colaboración artística junto a un fotógrafo y consiste en la combinación de fotografía a gran escala y pintura mural.

También está editando una pieza audiovisual titulada Sequía y trabaja en una serie nueva de pintura cuyo título es Agujeros de Gusano. Esta serie plantea una reflexión sobre la soledad, la memoria o la nostalgia a través de metáforas relacionadas con diferentes elementos del cosmos como es el caso de los agujeros de gusano. Prevé que en total se componga de unas quince piezas, que estarán acompañadas con textos poéticos.

Un estilo propio

Pintado no se define dentro de un estilo artístico concreto. «Siempre me ha gustado me ha gustado el expresionismo y el informalismo, pero mi trabajo también tiene mucha carga simbólica y conceptual y es figurativo, utilizo mucho dibujo y me gusta utilizar tanto aguadas como pinturas acrílicas y jugar con las manchas pintando sobre lo ya pintado. Me gusta mezclar partes más pictóricas con elementos más gráficos y lineales y también suelo utilizar la simetría, sobre todo en las piezas murales. Aunque lo que normalmente más produzco es pintura o pintura mural también hago trabajos de escultura y piezas audiovisuales aunque en menos medida. Depende mucho de la idea que quiera trasmitir y cómo quiera contarla», destaca la artista.

En cuanto a la inspiración, en su trabajo hay mucha influencia de la poesía y el lenguaje, así como de la cultura del norte marroquí y el Rif y en este momento se encuentra investigando sobre la alquimia de la época de Al-Ándalus y la tradición filosófica del hermetismo.

+ LEÍDO

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti