lunes, agosto 2, 2021

Ayuntamientos de la comarca plantean una alternativa a la feria tras la relajación de medidas
A

¿Un verano con ferias a medio gas? El debate está servido, especialmente tras las últimas medidas ante la pandemia de COVID-19 adoptadas por la Junta de Andalucía tras el fin del estado de alarma y que, a partir de este domingo, regularán la desescalada hacia la tan ansiada normalidad en esta comunidad autónoma durante los próximos meses. Este proceso de transición, según anunció el pasado jueves el presidente de la Junta, Juanma Moreno, está comprendido por tres fases que irán vinculadas al nivel de vacunación que se vaya alcanzando de manera progresiva. Distintos ayuntamientos del Campo de Gibraltar se plantean, en este nuevo escenario de desescalada, con la relajación de medidas restrictivas y el creciente ritmo de vacunación, alternativas festivas a las tradicionales ferias y fiestas populares.

Tras el fin de restricciones como el toque de queda, el número máximo de personas que pueden reunirse en espacios privados, y la ampliación de aforos dependiendo del nivel de alerta (cuatro niveles) en el que se encuentre el municipio, algunos ayuntamientos del Campo de Gibraltar estudian plantear alternativas a sus fiestas. Según ha consultado este medio, por el momento sólo son cuestiones que se esbozan en algunos consistorios y delegaciones responsables, sin que haya nada concreto definido por ahora. A esto también se une la posibilidad, con la iniciativa y entusiasmo de los hosteleros de la zona, de que las ferias se trasladen, respetando todas las medidas, a los bares y establecimientos de restauración. Del albero a la barra. Una feria en los bares.

Jimena (agosto) y Tarifa, último municipio del Campo de Gibraltar en celebrar su feria (septiembre), son algunos de los ayuntamientos que estudian alternativas a sus ferias, teniendo todavía que, primero, debatir y anunciar la suspensión oficial de sus fiestas y, en segundo lugar, definir un calendario seguro y alternativo a sus ferias tradicionales.

Castellar, Los Barrios, Algeciras, La Línea, San Roque y, esta semana, San Martín del Tesorillo, ya han anunciado, escalonadamente durante estos últimos meses, la suspensión oficial de sus fiestas patronales. La Feria de Castellar debió haberse celebrado, en otras circunstancias, este pasado fin de semana. La próxima feria en el calendario de fiestas de esta comarca sería la de San Isidro de Los Barrios, que debía celebrarse en torno al 15 de mayo.

Algeciras continúa estudiando la posibilidad de acoger el parque de atracciones móvil de Andalucía ‘Vive Park’, estando todavía pendiente de una nueva reunión con la asociación de feriantes en las próximas semanas. La Línea, por su parte, ya descartó sumarse a esta iniciativa ante los requerimientos que impone el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias. Sin embargo, según apuntan dede la delegación de Festejos, sí que mantienen sobre la mesa distintas opciones para decorar temáticamente la ciudad durante julio, fomentar con algunas acciones el comercio local y contribuir de, alguna forma, al ánimo festivo en unos días especiales, para que se mantenga viva la llama.

San Roque fue otro de los ayuntamientos que, antes de que decayera el estado de alarma, anunció oficialmente la cancelación de todas las ferias del municipio. Sin embargo, según señalaron entonces y han reiterado recientemente a este medio, desde el consistorio se estudian una serie de actividades para la temporada estival en las que sea posible limitar el aforo de asistentes.

Ante todo esto, en este nuevo escenario, la Junta de Andalucía, concretó el pasado viernes en el BOJA la prohibición de fiestas, verbenas y romerías, así como otras actividades festivas populares o tradicionales en aquellos municipios que registren niveles de alerta sanitaria 3 y 4, mientras que no las recomienda en aquellos que se encuentren en el nivel de alerta 1 y 2 y mientras continúe la situación epidemiológica actual.

Lo cierto es que, por el momento, las ferias como las recordamos no volverán este 2021, pero sí que se abre una posibilidad, que estudian algunos consistorios, para dentro del cumplimiento de las medidas actuales plantear una alternativa festiva que sirva no sólo para el ánimo de la población, la continuación de costumbre y tradiciones, sino también, y casi más importante, la activación del sector económico de la zona.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti