viernes, junio 25, 2021

1.196 estudiantes harán la prueba de acceso a la Universidad en el Campus Bahía de Algeciras
1

- Advertisement -

Un total 47.807 estudiantes andaluces procedentes de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Superior, con todo el expediente aprobado, se examinarán los días 15, 16 y 17 de junio de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PEvAU) de este curso en Andalucía, una edición en la que se aplicará el mismo protocolo de medidas higiénico-sanitarias que se siguió el pasado curso debido a la pandemia de la Covid-19. De ellos, casi 1.200 (1.196, exactamente) se examinarán en el Campus Bahía de Algeciras de la Universidad de Cádiz (UCA).

En total, en toda la provincia de Cádiz se examinarán 6.950 estudiantes, repartidos en 19 sedes. En el Campus Bahía de Algeciras, los estudiantes se distribuirán en 4 sedes, tres en Algeciras y una en La Línea: 428 alumnos se examinarán en las instalaciones de la Escuela Politécnica Superior, 244 en el Edificio I+D+I, 258 en la Facultad de Enfermería, y 266 en el IES Mar de Poniente, en La Línea.

En cuanto a la procedencia de los convocados, en las instalaciones de Algeciras se examinarán, además de los alumnos de los centros de enseñanzas medias de esta misma ciudad, los de Tarifa, Jimena, Los Barrios y el IES José Cadalso de San Roque. En la sede de La Línea se examinarán los estudiantes de este municipio y los procedentes del IES Castilla del Pino de San Roque.

Recomendaciones higiénico-sanitarias

Las pruebas, simultáneas en toda Andalucía, se celebrarán este año en aulas a un tercio del aforo y con mascarillas higiénicas para el alumnado, profesorado, vigilantes de exámenes y personal de los centros, siguiendo el protocolo sanitario aprobado el año pasado para el desarrollo de esta evaluación. Dicho protocolo establece una serie de consideraciones generales de prevención, así como recomendaciones de higiene relativas a las sedes, a la actividad en sí y a los aspirantes.

Entre las instrucciones concretas relacionadas con las instalaciones, se debe garantizar el máximo de distanciamiento posible entre los estudiantes. Para el caso de clases con bancadas escalonadas, y cuando sea posible, se aconseja dejar una fila intermedia vacía. Además, plantea la posibilidad de que en cada jornada los alumnos ocupen la misma mesa y aula en los diferentes exámenes del día.

En este apartado de espacios, las instrucciones destacan la importancia de mantener una adecuada ventilación natural de los locales y aulas varias veces al día, antes y después de su uso y durante los descansos de las pruebas. Este protocolo fija también la necesidad de un plan reforzado de limpieza y desinfección específico, complementando el que ya pueda existía en el centro. Los locales, espacios, mobiliario, instalaciones, equipos y útiles se someterán a una limpieza y desinfección antes del día de inicio de la evaluación, y en los descansos de cada examen se realizarán estas tareas en cada aula usada. Igualmente, se establecerán diferentes zonas de descanso en los periodos entre las distintas pruebas lo suficientemente amplias para permitir el distanciamiento físico, preferentemente en espacios abiertos.

En lo que respecta a las medidas relacionadas con el desarrollo de la actividad y los aspirantes, se requiere que los alumnos usen mascarillas higiénicas en todo momento. Estarán exentos aquellos que tengan algún problema de salud acreditado que lo desaconseje o alguna necesidad de apoyo educativo reconocida que pueda interferir en su uso. Para los vigilantes de exámenes y personal del centro también se fija este tipo de protección durante su estancia y actividad en la sede.

Contenido de los exámenes

Atendiendo a las directrices que disponen los Ministerios de Educación y Universidades, a quienes compete establecer la estructura de la prueba a nivel nacional, este año, al igual que ya ocurrió en el curso pasado debido a la pandemia, desaparecen las dos alternativas que se venían ofreciendo en las ediciones anteriores.

La única propuesta para esta convocatoria estará compuesta por un mayor número de preguntas con el fin de integrar los contenidos correspondientes a todos los bloques de cada asignatura y los estudiantes podrán seleccionar qué preguntas responder.

La duración de los exámenes se mantiene como en cursos anteriores: 90 minutos para cada uno de ellos, con descanso entre pruebas consecutivas de, como mínimo, 30 minutos.

La estructura de las evaluaciones tampoco cambia respecto a cursos anteriores. Constará de dos fases. La Fase de Acceso, cuya superación es obligatoria para acceder a la universidad, se compone de tres materias obligatorias: Lengua Castellana y Literatura, una Lengua Extranjera -alemán, francés, inglés, italiano o portugués- e Historia de España. A estas se suman una cuarta disciplina de modalidad a elegir: Fundamentos del Arte, Latín II, Matemáticas II o Matemáticas Aplicadas a la Ciencias Sociales. La nota máxima que se puede alcanzar en esta fase es de diez puntos y la puntuación obtenida, junto con la nota media del expediente de Bachillerato, configuran la nota de acceso.

Por su parte, en la Fase de Admisión, que es voluntaria para subir nota, el estudiantado se puede examinar de hasta cuatro disciplinas, aunque únicamente se computará la nota de dos de ellas. Son elegibles cualquiera de las 24 materias que componen la PEvAU a excepción de Lengua Castellana y Literatura e Historia de España.

También se puede subir nota examinándose de un segundo idioma distinto del de la Fase de Acceso o utilizando la puntuación obtenida en la asignatura de modalidad de dicha fase si tiene cinco o más puntos. Cada materia pondera entre 0,1 y 0,2 según el grado en el que se solicite la admisión. La nota máxima a alcanzar en esta fase es de cuatro puntos. Con la nota obtenida, los estudiantes podrán solicitar cualquiera de las plazas de grado que se ofertarán en el Distrito Único Andaluz para el próximo curso.

+ LEÍDO

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti