viernes, junio 25, 2021

Ruiz Boix presume de su gestión en políticas sociales en el balance de la actual legislatura
R

- Advertisement -

La elección del edificio de Servicios Sociales Comunitarios de San Roque como escenario del acto de balance por los dos años del tercer mandato de Juan Carlos Ruix Boix al frente de la alcaldía, en la que ya lleva diez, no ha sido casual. El socialista ha resaltado las políticas sociales como centro de su principal preocupación y gestión en los últimos meses para afrontar los perjuicios de la pandemia.

El coronavirus y sus consecuencias ha cambiado el guion de todos los ayuntamientos y administraciones. También el de San Roque, que ha decidido cambiar el destino de muchas partidas para reforzar sus acciones y presupuestos destinados a fines sociales. Las ayudas económicas familiares, que han superado el millón de euros; el Programa Municipal de Garantía Alimentaria; el refuerzo de personal y medios en la Residencia Municipal de Mayores; la puesta en marcha del programa de acompañamiento a personas mayores Mejor en compañía; la entrega gratuita de mascarillas; las becas para las cuatro enseñanzas no universitarias; y el incremento del coste por hora en Ayuda a Domicilio son algunas de estas medidas.

Durante el acto, representantes de algunas de los colectivos sociales que colaboran con el Ayuntamiento han colocado partes de un puzzle que, ya completo, mostraba una imagen del Edificio de Servicios Sociales. Colocaron piezas José Cabrera, como responsable de Cáritas Diocesana; Montserrat Gavilán, de Apoyo Mutuo; Francisco Mena, de Coordinadora Alternativas; Miriam Sánchez, de Asansull; Mónica Córdoba, como teniente de alcalde delegada de Igualdad y Asuntos Sociales, Rocío Guzmán, en representación del personal de Igualdad y Asuntos Sociales, y la responsable técnica del departamento, Juana Gutiérrez. Esta última se saltó el protocolo para agradecer «la apuesta del equipo de gobierno que lidera Ruiz Boix» por los servicios sociales.

El alcalde de San Roque, durante el acto de balance.

Ruiz Boix volvió a tomar la palabra para recordar las víctimas del COVID-19, especialmente en el municipio sanroqueño, donde han muerto 47 personas a causa del coronavirus, y deseó una pronta recuperación a todos los afectados. También agradeció la labor de los 500 funcionarios de San Roque. El alcalde se explayó durante el balance de su gestión desde que llegó a la alcaldía en 2011 y destacó «tres pilares fundamentales: las políticas sociales, el empleo y los planes de inversión».

En cuanto a los planes de inversión, señaló que el reto inicial era destinar un millón de euros al año. Sin embargo, la suma total fue de 14 millones en el primer mandato, y de 16 millones en el segundo. En el periodo 2019/20 ha sido de 6 millones y de 7 millones de euros en el 2020/21.

En cuanto a las apuestas para los próximos dos años, Ruiz Boix señaló el impulso de la limpieza viaria con una nueva empresa y la inversión de 3 millones de euros al año. En lo concerniente a Seguridad Ciudadana, recordó que tras la renovación de vehículos y equipamientos, se va a incrementar la plantilla policial en al menos 9 agentes, con los que empezar a cubrir las bajas de los últimos años. También habló del séptimo plan de asfaltado, la renovación del alumbrado público y “la apuesta para seguir siendo el referente cultural del Campo de Gibraltar”, con el apoyo del talento local en campos como el flamenco, así como con actividades como el Aula de Literatura José Cadalso, los Cursos de Verano de la UCA y “una variada oferta lúdica, de ocio y en materia de juventud”.

+ LEÍDO

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti