domingo, agosto 1, 2021

Guerra aérea contra la lagarta peluda, devoradora de los alcornocales
G

Hasta el pasado lunes, la Junta de Andalucía había tratado 13.600 de las 23.000 previstas

La lagarta peluda (Lymantria dispar) sigue devorando los alcornocales del Campo de Gibraltar. Es fácil que en un simple paseo por el parque natural nos encontremos con esta oruga, viva o muerta, que supone una peligrosa plaga y que se trata de combatir con tratamientos fitosanitario rociados desde medios aéreos. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible realiza, por segundo año, labores de seguimiento de la lagarta peluda y de tratamiento en más de 23.000 hectáreas. Hasta el pasado lunes se llevaban tratadas 13.600 hectáreas, según fuentes del gobierno de la Junta.

En el Campo de Gibraltar, Algeciras, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, Los Barrios y Tarifa son zonas de alto riesgo de dispersión de la plaga de la lagarta peluda, donde está causando un gran impacto en los últimos años. La Consejería de Desarrollo Sostenible trata de combatir mediante un fitosanitario biológico (Bacillus thuringiensis) que, aunque es más complejo de manejar que otras alternativas disponibles, «permite reducir el impacto sobre otros elementos del ecosistema y es compatible tanto con la apicultura como con los requisitos de la agricultura ecológica».

La Junta explica que «a pesar de comenzar en la fecha prevista, la naturaleza del producto que permite usar el Gobierno para tratamientos aéreos (Baccilus thuringiensis), una bacteria que actúa al ingerir el producto depositado en la hoja, hace que las orugas sigan comiendo varios días hasta que mueren». Eso implica que, a pesar de que hay muchas orugas muertas, tanto en las hojas como en el suelo, el grado de defoliación es importante en las zonas afectas. «Confiamos en que esto influya de manera importante en las puestas y que para el año que viene también la incidencia de la plaga sea mucho menor», afirman fuentes del gobierno andaluz en Cádiz.

La lagarta peluda (Lymantria dispar) es un insecto muy voraz que puede llegar a consumir la totalidad de las hojas del arbolado. En los casos más leves, los árboles son capaces de sobreponerse al debilitamiento que provoca la oruga pero, si se conjugan otros factores, puede llegar a provocar su muerte. En el caso del alcornoque, la acción de este insecto reduce la calidad del corcho. Por otro lado, la presencia de lagarta peluda puede provocar también la reducción del número de bellotas de los árboles.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti