lunes, septiembre 27, 2021

Un concierto para poner el broche al curso de la Escuela de Barrio Vivo
U

La Escuela de Música de La Piñera, que gestiona la coordinadora contra la droga Barrio Vivo, acaba de clausurar el curso 2020-2021 con un concierto ofrecido por el alumnado en la parroquia del Espíritu Santo. Esta iniciativa, puesta en marcha en el año 2018, tiene como objetivo ofrecer a los niños y niñas de la zona sur de Algeciras, herramientas educativas novedosas impulsando el desarrollo individual. A través de la música se abre paso la posibilidad de intervenir con los menores y sus familias, especialmente en zonas con necesidad de transformación social. 

La Escuela, dirigida por la profesora Anna Chiriova, con apoyo de profesorado voluntario, ofrece formación en piano y violonchelo. Durante este curso, una treintena de alumnos y alumnas se han implicado, a través de la formación musical, en el compromiso mediante tareas, horarios, comunicación, relaciones sociales, seguimiento de normas y límites o alternativas de ocio saludables. 

Además del apoyo del voluntariado, es muy importante la colaboración de la parroquia de La Piñera, donde se llevan a cabo las clases, y muy especialmente de su titular, el padre Pedro Gómez. La Escuela se abrió hace tres años gracias al apoyo económico de Cepsa, cuya Fundación le otorgó, además, el Premio al Valor Social, ese mismo año. El proyecto ha podido seguir ejecutándose posteriormente gracias a la financiación de la Diputación de Cádiz. La aportación económica de Acerinox permitirá la continuación de la Escuela durante el último trimestre del presente año.

El curso que acaba de finalizar, a pesar de su complejidad debido a la especial situación derivada de la Covid 19, ha hecho realidad las expectativas puestas de cara a una formación que se tuvo que complementar de manera online. Las nuevas tecnologías han estado presentes en las sesiones individuales y personalizadas.  

Los buenos resultados del trabajo realizado a lo largo de estos meses se han podido comprobar durante el concierto celebrado en la parroquia de La Piñera, con obras interpretadas en grupo. Los alumnos y alumnas se han sentido partícipes de un proyecto enriquecedor que ahora han compartido con el público como recompensa a su enorme esfuerzo. La música, gracias al apoyo de las familias implicadas, permite trabajar la autoestima, las emociones, utilizando ingredientes como la armonía, el ritmo o la concertación. 

La Escuela de Música de La Piñera, que en muchos casos representa un paso previo a una formación posterior en el conservatorio, capta a los futuros alumnos a través de audiciones y conciertos realizados en distintos centros educativos de la zona sur de la ciudad. A lo largo de 2019 y 2020, más de 200 menores pudieron conocer los pormenores de esta iniciativa que pretende seguir ofertando la formación de lenguaje musical y coral. 

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti