sábado, julio 31, 2021

«No existe un servicio aduanero en el mundo que se enfrente a lo que nosotros vivimos a diario»

«Los narcotraficantes no dudan en no parar, y no dudan en arremeter contra nosotros si es necesario, poniendo en peligro no sólo nuestra vida, sino la de todo el mundo que esté alrededor en ese momento… Y eso es así a diario, se ha convertido en una constante en nuestro trabajo».

Ricardo Fernández y Vicente Fernández, representantes de la Asociación de Funcionarios de Vigilancia Aduanera (AFVA) en el Campo de Gibraltar, han estado esta semana en el plató de 8Directo para hablarnos de las enormes dificultades añadidas a las que se enfrentan desde hace ya demasiado tiempo en la lucha contra el narcotráfico, así como para denunciar, una vez más, la necesidad de contar con más medios materiales y humanos y unas mejores condiciones de trabajo.

Lamentablemente, Vigilancia Aduanera ha sido noticia en los últimos días por una desgracia que aún tiene en «shock» a estos funcionarios valientes: la muerte en accidente de helicóptero de uno de sus más veteranos compañeros, José Luis Domínguez Iborra, un observador aéreo con más de 40 años de experiencia que perdía la vida en la madrugada del pasado domingo, 11 de julio, tras precipitarse la aeronave en el mar frente a la costa de Sotogrande, en el transcurso de una persecución contra el narco.

«José Luis era una persona muy querida, con muchísima experiencia, y de la que todo el mundo habla maravillas, siempre dispuesto a trabajar, con un amor por su trabajo en el servicio de Vigilancia Aduanera espectacular, y que desgraciadamente no tuvo el final que merecía», recuerda Ricardo Fernández, intentando que no se le quiebre la voz.

Sin querer entrar en valoraciones sobre lo que pudo haber ocurrido, respetando así una investigación que continúa abierta, Ricardo y Vicente recuerdan a quien quiera escucharlo que este tipo de persecuciones son su «día a día», y que tanto ellos como los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional que están en primera línea de la lucha contra la droga se exponen a diario a situaciones de riesgo que no se dan actualmente, con tanta intensidad, en ninguna otra zona de España. «Todos los que trabajamos en materia de seguridad en el Campo de Gibraltar nos enfrentamos a un problema de unas dimensiones exageradas», advierten.

Por eso, desde Vigilancia Aduanera, dependiente del Ministerio de Hacienda, insisten en reclamar una y otra vez, al igual que se viene haciendo desde la plataforma «Por tu seguridad, por la de todos», y al igual que se demanda desde otras organizaciones profesionales, la declaración del Campo de Gibraltar como Zona de Especial Singularidad. El Plan de Seguridad puesto en marcha por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, está arrojando buenos resultados… pero los que saben insisten en que no es suficiente.

Persecuciones a velocidades altísimas, tanto de noche como de día

Persecuciones como las que se vivieron en la madrugada de ese trágico domingo son «lo habitual en el Estrecho de Gibraltar, tanto por la noche como por el día», según relata Ricardo Fernández, que recuerda que buena parte del trabajo de Vigilancia Aduanera es precisamente ése: ir detrás de los narcotraficantes, sin descanso, para tratar de impedir la entrada de droga. En ese afán, lo mismo les toca perseguir a las cada vez más habituales ‘petaqueras’, que suministran combustible a las narcolanchas cuando no se acercan hasta la costa, que a las grandes y sumamente veloces planeadoras cargadas de hachís.

«Nosotros nos enfrentamos en esta zona a unas embarcaciones de un calado, una velocidad y unas potencias que no se dan en otras partes… Es una cuestión de magnitud, todo ocurre a una escala mucho más grande de lo que la mayoría de la gente se puede imaginar», comenta, a su vez, Vicente Fernández, asegurando también que «no existe un servicio aduanero en el mundo que se enfrente a situaciones como las que vivimos nosotros a diario».

«Las embarcaciones de los narcotraficantes alcanzan unas velocidades altísimas, van con los motores más potentes que existen en el mercado, y nosotros tenemos que intentar darles alcance… Todo ello aumenta el riesgo y la posibilidad de sufrir accidentes, o de que haya percances que acaben en una desgracia como la que hemos sufrido este pasado fin de semana», lamenta este funcionario de Aduanas.

Situaciones de peligro para todos, tanto en el mar como en tierra

Tal y como ya denunciaba la plataforma «Por tu seguridad, por la de todos» en la concentración de este miércoles en la Plaza Alta de Algeciras, en memoria de Domínguez Iborra y en apoyo al SVA, durante la entrevista queda patente que la actitud de quienes se dedican al narcotráfico en el Estrecho ha ido evolucionando, hasta unos niveles de «especialización» y agresividad que no se habían visto con anterioridad.

«Los compañeros más veteranos nos cuentan que antes, cuando se les perseguía y se les daba el alto, a lo mejor no paraban, pero no llegaban a la violencia que muestran hoy en día… Hace pocos días, por poneros un ejemplo, durante una persecución, el contrabandista no tuvo ningún reparo en hacer una maniobra para darle al motor de la embarcación de Vigilancia Aduanera», cuenta Ricardo Fernández, poniendo también como otro ejemplo las situaciones de peligro que se viven algunas mañanas de domingo, en pleno verano, cuando «las narcolanchas, para intentar huir de las patrulleras, no dudan en pasar por en medio de las familias que están disfrutando del día en el mar».

A este respecto, ambos representantes de AFVA recuerdan que el del narcotráfico a una escala como la actual no es un problema sólo de quienes se enfrentan a él, como parte de su trabajo, sino que es algo que afecta a toda la sociedad. Y no sólo por situaciones de peligro en el mar como las descritas, sino también por las repercusiones que tiene, a medio y largo plazo, en una comarca como ésta.

En lo que respecta a la lucha policial y aduanera contra el narco, los funcionarios de Aduanas recuerdan que las situaciones de riesgo también se producen en tierra, y que, lamentablemente, también ha habido víctimas entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. «En tierra pasa lo mismo que en el mar: una vez que está cargado el todoterreno o la furgoneta, ya le puedes dar el alto que ellos no van a tener ningún reparo en llevarse por delante a quien se tengan que llevar, como ya ha pasado con compañeros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional».

Vicente Fernández recuerda que, tal y como se dejó claro en la concentración del pasado miércoles, la lucha contra el narcotráfico que se lleva a cabo en el Estrecho de Gibraltar es lo que impide que la droga entre en Europa y haga estragos entre los jóvenes, porque esas enormes cantidades decomisadas (casi 458 toneladas en el último año) no se consumen aquí.

Reivindicación de la comarca como Zona de Especial Singularidad

Con la petición de declaración de esta comarca como Zona de Especial Singularidad, recuerdan desde AFVA, se pretende que los profesionales que están dando lo mejor de sí mismos en esta desigual lucha sin cuartel vean, de alguna forma, compensado su trabajo, y que eso conlleve un arraigo que permita consolidar plantillas con mucha experiencia. «Actualmente, la mayoría de los profesionales de la seguridad no se quieren quedar en el Campo de Gibraltar, sino pasar por aquí lo más rápido posible. Y nos llega gente joven con muchas ganas, que se dejan aquí unos buenos años, pero cuando podemos sacar lo mejor de esos profesionales deciden irse, porque no les compensa. Y éste, pese a todo, es un sitio estupendo para vivir», concluye el portavoz de AFVA.

🔳Puedes ver la entrevista completa en este enlace 🔽:

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti