lunes, agosto 2, 2021

La japonesa de La Línea, tradición y orgullo linense
L

La Línea de la Concepción celebra este lunes, 19 de julio, el Día de la Japonesa Linense. Una nueva efeméride puesta en marcha como programación alternativa a la suspensión, por segundo año consecutivo debido a la pandemia de coronavirus, de la Velada y Fiestas 2021, pero que, dada la buena acogida de esta iniciativa, promete establecerse como una fecha fija en el calendario para orgullo de los linenses, porque este dulce es eso, es sabor, es tradición y marca de esta ciudad.

Lo cierto es que la japonesa ha sido siempre uno de los dulces típicos más demandaos en La Línea, que presume de ser la ciudad donde precisamente nace este producto, genuino, local. En concreto, según recoge la revista ‘El Cultural de La Línea’ en una publicación difundida estos días por las redes sociales, el creador de la japonesa linense fue Victoriano Rodríguez Sola, nacido en 1898 en el Puerto de Santa María.

Con 24 años se trasladó a La Línea, donde comenzó a trabajar como maestro confitero en un establecimiento llamado, precisamente, ‘La Japonesa’, y que estaba ubicado en la esquina de la calle San Pablo con calle Real, lugar donde en la actualidad se encuentra una de las pastelerías de la firma Okay. Victoriano trabajó un tiempo también en Gibraltar y, tras el cierre de la Verja, se estableció como repostero en la calle Melilla. Se casó en 1928 con Juana Espinosa Valentín, natural de La Línea. Falleció en 1955 a los 57 años. Su hijo y su nieto, José María Rodríguez Espinosa y José María Rodríguez Saavedra, son los encargados de salvaguardar y difundir esta historia familiar.

Una historia, una carrera profesional como pastelero, en la que Victoriano trabajó los dulces y elaboraciones más tradicionales, compartió sus conocimientos como maestro repostero, enseñando a muchos otros compañeros del lugar, y creó, además, a los 25 años, su dulce estrella: la japonesa. Su nombre se debe a su semejanza con el típico bollo japonés conocido como pan bao y, por otro lado, como vínculo entre el dulce y el nombre de la pastelería donde Victoriano comenzó a trabajar. La japonesa original está rellena de cabello de ángel o crema, pero hoy, casi 100 años después, cuenta con versiones más innovadoras, cubiertas de chocolate y caramelo.

Dulces agotados en este primer Día de la Japonesa

El primer Día de la Japonesa Linense, una iniciativa impulsada por la delegación de Fiestas del Ayuntamiento de La Línea, ha contado con la implicación de las cafeterías y pastelerías Okay, Modelo y confitería Moka. Según ha destacado la concejal de festejos, Mercedes Atanet, «la idea ha sido muy bien acogida por el público y por los establecimientos. Algunos negocios, relacionados o no con la restauración, incluso han obsequiado a sus clientes con degustación gratuita de una japonesa y la demanda en las pastelerías ha sido tal, que se ha dejado de hacer cualquier otro pastel para dedicarse íntegramente a las japonesas». Así lo han constado las colas de clientes que, pacientemente, esperaban su turno en la calle para adquirirlas. Algunas pastelerías incluso han agotado este producto en sus vitrinas.

Este dulce típico de La Línea ha sido capaz en este 19 de julio de convertirse en un reclamo para los linenses, además de conquistar a quienes la han probado hoy por primera vez. Qué rico.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti