domingo, septiembre 26, 2021

La Policía Local impone 614 denuncias por un macrobotellón en La Menacha
L

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha vuelto a pedir la máxima colaboración y prudencia de todos los algecireños frente al virus, en una jornada en la que la tasa de incidencia de la ciudad asciende a los 635,4 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días de incidencia de COVID, siendo la segunda más alta de la comarca en estos momentos. 

En este sentido, Landaluce ha mostrado su preocupación ante el incremento en el número de contagios, al tiempo que ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, “hay que hacer compatible el ocio con la salud de todos, tenemos que cuidarnos pero también apoyar a los hosteleros y comerciantes que hacen una labor magnífica. Es responsabilidad de todos cumplir estrictamente todas las medidas higiénica-sanitarias establecidas por la ley, no echando al traste todo el trabajo realizado, que podemos ver en el descenso de paro en la ciudad, donde el mes de julio ha concluido con 1.417 demandantes de empleo menos que en junio”. 

Como ejemplo de irresponsabilidad, el alcalde pone de manifiesto que durante el pasado fin de semana y solo en la zona de La Menacha, un dispositivo conjunto de la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía interpuso 641 denuncias a otras tantas personas que estaban realizando “botellón”, práctica prohibida por la Junta de Andalucía desde el año pasado al considerarla una actividad nociva e insalubre.

Se da la circunstancia de que la mitad de estas denuncias corresponden a personas residentes en Gibraltar, La Línea, San Roque y Tarifa, y que se desplazan hasta Algeciras para consumir bebidas alcohólicas en la vía pública. Los denunciados no respetaban la distancia de seguridad interpersonal, la convivencia ciudadana y no hacían uso de la mascarilla obligatoria, por lo que las sanciones oscilan entre los 600 y los 6.000 euros.

Los agentes actuantes también identificaron 212 vehículos, de los que 16 fueron denunciados por carecer de seguro obligatorio, no contar con la preceptiva Inspección Técnica de Vehículos, y por conducción temeraria. Asimismo se realizaron varias pruebas de alcoholemia y se procedió a la detención de una persona por resistencia a la autoridad.

Ante estos hechos, desde el Ayuntamiento se ha anunciado que de cara al próximo fin de semana se intensificarán los controles en las zonas que son susceptibles de albergar este tipo de concentraciones, que además ponen en riesgo la salud pública.

Por todo ello, el primer edil ha pedido “responsabilidad, compromiso y precaución a todas las personas del municipio y las que nos visitan para continuar batallando contra la pandemia de la COVID-19, que ha obligado al Ayuntamiento a aumentar los controles de aforo en locales, terrazas y consumo de alcohol en la vía pública, para que la normativa anti-covid siempre esté presente”.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti