sábado, octubre 16, 2021

El asedio de Gibraltar en 1727 y su influencia en el urbanismo de Algeciras
E

El asedio de Gibraltar en 1727 y su influencia en el urbanismo histórico de Algeciras. Este es el artículo del Instituto de Estudios Campogibraltareños, publicado en la revista Almoraima número 48, que recuperamos esta semana para conocer un poco más acerca de la historia y el patrimonio, en este caso, de la ciudad de Algeciras.

En concreto, Carlos Gómez de Avellaneda, autor de este trabajo, se detiene en la destrucción y abandono de Algeciras en el siglo XIV y su resurgimiento a través del trabajo, fundamental, del ingeniero militar Jorge Próspero de Verboom, padre de la Algeciras moderna.

«Como es sabido, Algeciras fue destruida y abandonada en el siglo XIV y pese a algunos intentos de reconstrucción, que fueron impedidos por las poblaciones circundantes, la ciudad no resurgió hasta el siglo XVIII. Se precisaba un puerto para abastecer la asediada Ceuta y estar tanto Málaga como Cádiz muy alejadas, Gibraltar en poder de los ingleses y limitarse Tarifa a la varada de embarcaciones en la playa. Próspero de Verboom, el más importante ingeniero militar del reino, propone a la corona la reconstrucción de Algeciras y al difundirse por Andalucía la noticia del levantamiento de planos de la vieja ciudad con el sondeo de su puerto, vino espontáneamente un aluvión de repobladores. El sorprendido Verboom trazó un proyecto racional de urbanismo, solo cumplido parcialmente debido principalmente al nuevo asedio de Gibraltar en 1727, que, por otra parte, devolvió a Algeciras su importancia geopolítica. Todas estas circunstancias se analizan gracias a la localización y estudio de nuevas fuentes documentales hasta ahora inéditas», expone Gómez de Avellaneda.

Para el autor de este trabajo, «Algeciras es un magnífico ejemplo de civitas fénix, que tras una muerte brusca y un largo periodo de inactividad resurgió de forma inesperada, pero lógica, al romperse el equilibrio de fuerzas que había provocado su largo abandono. Es proceso fascinante el comprobar cómo un montón de ruinas pasara de la nada a ser de nuevo una ciudad física y más tarde independiente, para recuperar con el tiempo el papel de liderazgo marítimo que había sido su razón de ser y su destino. En esta evolución concurren una serie de factores afortunados y, sobre todo, la necesidad por parte de la nación de cubrir unas necesidades de orden geopolítico, sin las cuales su renacer no hubiera existido».

Lee el artículo completo en: Gómez de Avellaneda Sabio, Carlos. “El asedio de Gibraltar en 1727 y su influencia en el urbanismo histórico de Algeciras”. Almoraima. Revista de Estudios Campogibraltareños, 48, octubre 2018. Algeciras. Instituto de Estudios Campogibraltareños, pp.207-226.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti