domingo, septiembre 26, 2021

Ruiz Boix-Alconchel, del no grato a la colaboración
R

En un giro de la vida (política), el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y el alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, se sientan a una mesa del remozado restaurante Willy de Palmones en un ambiente cordial. En noviembre de 2018, el sanroqueño fue nombrado persona non grata por el pleno del Ayuntamiento de Los Barrios, entonces gobernado por Jorge Romero y cuyo portavoz del grupo andalucista que defendía esa propuesta era Alconchel. Una de las relaciones más tormentosas de la política comarcal en los últimos años parece haber quedado atrás sin grandes aspavientos y con un futuro, si no de amistad, sí de respeto y colaboración.

Durante el encuentro en la segunda planta del restaurante Willy se trataron varios asuntos que competen a ambos municipios y a la siempre agitada actualidad política comarcal. Uno de ellos es la cubierta de la plaza de toros La Montera, cuyas obras cofinanciadas por el Ayuntamiento y Diputación de Cádiz están paralizadas por una partida complementaria que supera la normativa y que obliga a licitarlas de nuevo, situación que el alcalde barreño trata de desbloquear. Para ello, necesita «acercar posturas» con el ente provincial, del que Ruiz Boix es delegado del Área de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación.

Miguel Alconchel ha sabido limar asperezas heredadas de su predecesor, Jorge Romero, para reconducir la situación con el que hoy es su homólogo en San Roque. Ruiz Boix, por su parte, reconocía también en la mesa que no acostumbra a salir a comer fuera de su término municipal, pero consideró que la ocasión de mantener este encuentro y de disfrutar del nuevo restaurante Willy merecía la excepción. No es este el primer gesto de acercamiento y de encaminarse a una nueva normalidad. Visitas institucionales como la de Alconchel durante el Pleno del 315 aniversario de la fundación de San Roque y, especialmente, la firma de un convenio de colaboración que tuvo lugar en el lado barreño de Guadarranque para impulsar la construcción de un puente que una por carretera los polígonos industriales barreños y sanroqueños parecen dejar a las claras que el conflicto queda en el pasado. Cabe recordar también que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Algeciras declaró nula esta declaración de non grato al alcalde sanroqueño «por no ser conforme a derecho».

Una situación que también puede servir de reflexión para nuevos y próximos conflictos entre municipios y alcaldes que, en su lógico afán de defender una postura o a la población a la que representan, pueden perder la perspectiva de la buena vecindad y los espacios e intereses comunes y comarcales.

Willy, en medio de los dos alcaldes en su restaurante de Palmones .

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti