domingo, septiembre 26, 2021

El colectivo LGTBI reclama en Algeciras «el derecho a caminar por la calle sin miedo»
E

El colectivo LGTBI del Campo de Gibraltar ha vuelto a alzar la voz, esta vez, con un mensaje claro contra las agresiones sufridas y el aumento de los delitos de odio. Más de un centenar de personas ha participado en una concentración celebrada en la Plaza Alta de Algeciras para defender el derecho, sí a estas altura, a «caminar por la calle sin miedo».

El presidente de Roja Directa Andalucía LGTBI, Jesús Tomillero, leyó el primero de los manifiestos en el que se mostró crítico con el discurso de la extrema derecha pero también con las instituciones, por las que el colectivo se siente abandonado al «no tomar medidas» para protegerlo. Tomillero solicitó una Ley LGTBI y alertó de que el Observatorio ha recibido más de 253 denuncias por delitos de odio en la comarca. Reivindicó también la creación en el Campo de Gibraltar de un albergue para acoger a miembros del colectivo, en especial a transexuales con dificultades.

Además, el presidente de Roja Directa, tras su discurso, lanzó una crítica directa a los representantes del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Algeciras, compuesto por el Partido Popular y Ciudadanos, ausentes en la convocatoria. «Hoy era un día para estar aquí, y me parece lamentable que no haya ningún miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la ciudad presente», declaró Jesús Tomillero, que agradeció la presencia de los que sí estuvieron presentes: el socialista y presidente de la Mancomunidad, Juan Lozano; el alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez; la parlamentaria andaluza de Adelante Andalucía Ángela Aguilera; la concejal de Los Barrios, Sara Lobato, entre otros.

Alfonso Torres, representantes del colectivo Orgullo y Diversidad, optó por un discurso global en defensa de la igualdad, la del colectivo LGTBI, pero también de las mujeres, los migrantes, los menores migrantes, y las personas con dificultades económicas, entre otras. Habló de un problema estructural de falta de respeto a los derechos de todos estos colectivos sociales y también cargó contra los discursos de odio.

Finalmente, dos representantes de Marea Violeta leyeron su manifiesto tras agradecer la presencia de los presentes, especialmente de los jóvenes y los heterosexuales. Resaltó la figura del migrante LGTBI, que sufre una doble problemática, habló de los bulos y cómo muchos se han querido parapetar en una denuncia falta para cargar contra los derechos y anular la lucha LGTBI. «Una denuncia falsa no niega toda la verdades». La verdad es que las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexules e intersexuales siguen viéndose obligadas a reivindicar no solo sus derechos sino a simplemente a caminar por la calle sin miedo.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti