Da igual la red social a la que accedas, en el día de hoy, 19 de octubre, Día Internacional contra el Cáncer de mama, abundan los mensajes de ánimo y lazos rosas. Ojo, nunca está de más. Sin embargo, la realidad es que pacientes y asociaciones del Campo de Gibraltar sufren la falta de medios en los hospitales, lo que ocasiona demoras en sus revisiones para prevenir una enfermedad que acecha cada vez a mujeres más jóvenes.

El informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ‘Las cifras del cáncer 2021’ afirma que el cáncer de mama es el cáncer que causa más muertes entre las mujeres en España, con casi 6.500 fallecimientos por año. Según los datos oficiales de la Consejería de Salud y Familia, en Andalucía cada año se diagnostican alrededor de 4.900 nuevos casos de cáncer de mama, convirtiéndose así en el tumor más diagnosticado en todo el mundo, por encima del cáncer de pulmón.

En el Campo de Gibraltar, el Punta Europa de Algeciras y el hospital de La Línea realizaron durante el año pasado un total de 707 operaciones de neoplasias malignas, de las que 299 se realizaron con ganglio centinela, procedimiento en el que se identifica, extirpa y examina el ganglio linfático centinela para determinar si hay células cancerosas en personas a las que ya han sido diagnosticadas de cáncer anteriormente.

Este año, Bandera Rosa ha entregado 90 mochilas rosas a mujeres que han acudido a la asociación, de edades de entre 24 y 60-70 años. Sin embargo, actualmente esta enfermedad también está muy presente en mujeres jóvenes.

«Un oncólogo en semana»

Pacientes y asociaciones denuncian que las medidas para combatir esta enfermedad son escasas. «Solo hay un oncólogo para el hospital Punta Europa que viene una vez en semana desde Sevilla», se lamenta la presidenta de la Asociación Bandera Rosa, cuyas voluntarias ofrecen su ayuda a pacientes para denunciar y agilizar el proceso de espera para ser atendidas.

«El problema es que no existen oncólogos en la bolsa del SAS», ha explicado. En esta coyuntura, la asociación propone hacer contratos externos, tal y como se venía haciendo durante la pandemia cuando era necesaria la contratación de más sanitarios. Sin embargo, surge otro problema y es que el Campo de Gibraltar es una zona de «difícil cobertura». Ante esto, Bandera Rosa plantea dar incentivos para que los profesionales sí seleccionen la comarca como destino.

Reclama también especialistas de todo tipo para la comarca, ya que el cáncer de mama es una enfermedad que abarca muchas áreas, por lo que son necesarios los oncólogos, radiólogos y anestesistas, entre otros.

Datos recogidos por la Sociedad Española de Oncología Médica.

«Tócate para que no te toque»

La Asociación Bandera Rosa hace un llamamiento a todas las mujeres a que se examinen, «son solo tres minutos los que necesitas». Tócate para que no te toque es la campaña en la que animan a que se palpen para poder actuar lo antes posible en caso de detectar algún bulto. Dado el caso, deben pedir cita a un especialista.

Una mujer que se detecta un bulto en estas exploraciones a sí misma, en su casa, que espera la cita y que ve que no llega. Ya no solo es la inquietud de saber si tiene o no tiene cáncer. Es no saber cuándo le van a atender. «Se genera una crisis de ansiedad. No sabes qué te va a pasar. Se te retrasan las pruebas y el estado de la persona empeora», ha indicado la presidenta de Bandera Rosa.

Animan a todas las mujeres que estén pasando por esta enfermedad o que necesiten ayuda para solicitar sus revisiones que acudan a ellas. «Nosotras podemos aconsejar y ayudarlas. Intentar que durante ese proceso podamos garantizarles un poco de tranquilidad y reclamar para que puedan ser atendidas».

Nunca está de mas lanzar mensajes de ánimo y hacer saber que todas esas personas que atraviesan un cáncer de mama no están solas, pero es necesario ofrecer medios para solventar un problema que cada vez ataca a mujeres más jóvenes.