martes, noviembre 30, 2021

La actual edición del PFEA ha supuesto para Castellar 140.000 euros en nuevos servicios y 59 contrataciones
L

El responsable del área de Cooperación y Asistencia a Municipios de Diputación, Javier Pizarro, ha visitado Castellar de la Frontera para comprobar, junto al alcalde de este municipio del Campo de Gibraltar, Adrián Vaca, el grado de ejecución de las actuaciones financiadas con el Programa para el Fomento del Empleo Agrario (PFEA). Ambos representantes públicos han valorado el rendimiento de una iniciativa que consideran crucial para las poblaciones rurales, tanto por la calidad de los servicios públicos que propicia como por el empleo que deparan sus obras.

La edición 2020-2021 del PFEA comprende dos actuaciones en Castellar: unas nuevas instalaciones agropecuarias multifuncionales para el fomento de la cultura rural –consignadas en la categoría de obras de empleo estable- y el arreglo del acerado en la calle Montaser Kattani para mejorar la accesibilidad en el entorno de la Plaza Andalucía. Entre ambas intervenciones se agrupa un presupuesto que supera los 137.000 euros. Con esta cobertura económica se han constituido 59 contrataciones además de generar más de 1.000 jornales.

Las obras para crear las nuevas instalaciones agropecuarias son las de mayor cuantía (rondan los 124.000 euros) y resolverán un problema del municipio. Muchos aficionados a la caza, actividades cinegéticas y labores agrícolas carecían en sus domicilios de lugares adecuados para una correcta manutención y cuidado de los perros. El Ayuntamiento, consciente de esa carencia, propuso la creación de unas instalaciones para alojar a estos animales y planteó un enclave idóneo: concretamente en la parcela 10 del polígono 2, de titularidad municipal, próxima a los huertos de ocio.

Una vez conocidas las necesidades, el personal técnico del Servicio de Asistencia a Municipios (SAM), con sede en Jimena, ha redactado el proyecto de obras y ha asumido su dirección. Javier Pizarro y Adrián Vaca han comprobado cómo ya se han consolidado sobre el terreno 40 estancias para perros distribuidas en dos hileras paralelas. Cada espacio se erige sobre losa de hormigón, con fábrica de ladrillo y teja cerámica en la cubierta. La instalación incluye un acumulador de aguas residuales conectado a red de saneamiento, así como un depósito de agua potable para la limpieza de las estancias y surtir los abrevaderos. El perímetro se delimitará con malla cinegética y postes de madera, mientras que la explanada contiene relleno de zahorra compactada para al acceso de vehículos.

El PFEA es un ejemplo válido de los beneficios de la concertación entre administraciones públicas. El Gobierno de España, a través del SEPES, es la principal fuente de financiación del programa al costear la retribución de las contrataciones; mientras que Junta de Andalucía y Diputación asumen la adquisición de los materiales empleados en las obras. Diputación, por decisión de los Ayuntamientos, asume la gestión técnica integral de la mayoría de obras programadas.

El desarrollo de las actuaciones permite que los municipios rurales ganen infraestructuras y servicios públicos eficaces, además de propiciar trabajo y cotizaciones para personas pertenecientes al régimen eventual agrario.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti