miércoles, diciembre 8, 2021

El Campo de Gibraltar tomará medidas para reducir el consumo de agua ante la situación de «sequía extrema»
E

El director general de Arcgisa, empresa pública de la Mancomunidad, advierte de que "si no llueve, sólo tendremos agua hasta julio o agosto", ya que la situación actual de los pantanos es "alarmante", también para la industria

La preocupación en el Campo de Gibraltar por la situación de «sequía extrema» en la que se encuentra la comarca va a más, y obliga a la adopción de medidas que permitan hacer frente a una situación que podría llegara ser «extremadamente grave». Así se ha trasladado hoy en el seno de la reunión de la Mesa Comarcal de Medio Ambiente de la empresa pública Arcgisa, y así lo han confirmado a los medios de comunicación el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la comarca, Juan Lozano, y el director general de Arcgisa, José Manuel Alcántara.

La «grave situación de sequía» y la «implantación y desarrollo del Servicio Comarcal de Aguas Regeneradas» eran, de hecho, los principales puntos de un orden del día en el que también se ha abordado el estado de ejecución de una subvención del Ministerio de Hacienda para la mejora de los Servicios de Recogida de Residuos Municipales.

Según explicó Lozano, se van a tomar medidas «a corto, a medio y a largo plazo» para poder hacer frente a la «alarmante situación de los pantanos«, ya que, según añadió José Manuel Alcántara, «si no llueve, solo tenemos agua asegurada hasta julio o agosto».

«La industria no puede funcionar sin agua»

«Si cumplimos las medidas, podríamos alargar esto un par de meses», añadió el responsable de Arcgisa, que insistió en que «la situación es excepcionalmente grave, por eso es importante que nos anticipemos, porque si no tomamos medidas de ahorro de agua nos vamos a encontrar con problemas graves». «Y lo más preocupante no es ni siquiera que pueda haber cortes de agua en los hogares, sino que nuestra economía depende de esto, porque tenemos miles de trabajos en el sector industrial, y una industria no puede funcionar sin agua», advirtió.

A preguntas de los periodistas, Alcántar aclaró que las medidas que hay que tomar incrementarán los costes, pero que no se espera que esto repercuta en el bolsillo de los ciudadanos, ya que era una situación que ya se estaba prevista.

El año pasado, Mancomunidad ya tenía preparado un Plan de Sequía, aunque, en la primavera de 2021, el temporal ‘Filomena’ dio un respiro a los embalses de distintas zonas de España, entre ellos los del Campo de Gibraltar. Ahora, nuevamente, tras un otoño sin apenas lluvias, la comarca vuelve a tener los embalses «con unas cantidades de agua bajísimas», por lo que, según advirtió el presidente de la Mancomunidad, urge tomar decisiones, porque «la situación es igual o peor que la que teníamos hace un año».

Reducir el consumo y buscar nuevos recursos

La primera medida, según explicó, pasa por reducir el consumo actual de agua, tanto por parte de los ciudadanos como de las administraciones, en lo que respecta a las distintas instalaciones municipales. Pero también hay que «buscar recursos», y para ello, lo primero que se ha hecho es solicitar a la Junta de Andalucía que declare como «emergencia» que se puedan utilizar los pozos del Pinar del Rey y el agua de superficie del río Guadiaro.

A medio plazo, Arcgisa y la Mancomunidad apuestan por poder utilizar el agua regenerada, que ahora mismo «se está tirando» y a la que se podría dar un uso, en lugar de verterla al mar. A este respecto, Juan Lozano confió en que en la próxima junta de comarca se pueda ya aprobar el proyecto de uso terciario del agua depurada, una vez resueltas las alegaciones que se habían presentado.

Asimismo, Lozano abogó porque se pueda financiar esta importante actuación a través de los fondos Next Generation, con la implicación de la Junta de Andalucía y el Gobierno central, y teniendo en cuenta la situación de «emergencia» en la que nos encontramos. Eso supondría un alivio también, según explicó el presidente de la Mancomunidad, para infraestructuras turísticas, como los campos de golf, y también, sobre todo, para la industria de la comarca, que se podría ver también muy afectada por las posibles restricciones. «Actualmente, el 40% del agua que nosotros suministramos es para la industria», recordó.

Sobre este asunto del agua regenerada, durante la reunión con los representantes de Medio Ambiente de los distintos ayuntamientos se ha insistido también en la importancia de desarrollar las tres depuradoras comarcales, la energética, la nueva de Los Barrios-San Roque y la de La  Línea de la Concepción, con su nuevo ciclo de tratamiento y un coste total de 20 millones de euros.

A largo plazo, la Mancomunidad confía en que se pueda llevar a cabo el desarrollo de «una obra muy importante» que ya se encuentra en licitación, como es la presa de Gibralmedina, y que resulta especialmente necesaria para sostener otro sector en auge, el de los cultivos del Valle del Guadiaro, entre ellos el del aguacate.

Según detalló Lozano, la mesa de Medio Ambiente de Arcgisa se va a reunir mensualmente para poder ir informando a los ayuntamientos y acordando las medidas que en cada momento haya que ir tomando con respecto a la sequía, según evolucione la situación.

En otro orden de cosas, en la reunión de la mesa comarcal de Medio Ambiente se ha abordado también la agilidad en el destino de la subvención gubernamental, por importe de 7,3 millones de euros a repartir entre todos los ayuntamientos, para la adquisición de contenedores y maquinaria de limpieza, cuya licitación y adjudicación entre los municipios ya se ha producido, además de «llegarse a un acuerdo con el ministerio de Hacienda en un tiempo récord».

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti