domingo, noviembre 28, 2021

«Duele mucho, pero hay que seguir», dice un trabajador tras la entrada de camiones en las factorías

Novena jornada consecutiva de huelga indefinida en el sector del metal. Situación límite entre los trabajadores y en las factorías, mientras Sevilla acoge una negociación entre patronal y sindicatos con tintes definitivos. En los accesos de las principales factorías del Campo de Gibraltar, momentos de tensión entre las autoridades, la Guardia Civil, y los piquetes informativos. Hoy, miércoles, unos siete camiones han entrado escoltados en Acerinox por un acceso no habitual, donde se encontraban menos piquetes informativos para impedirlo. También los camiones entraron y salieron en la tarde de ayer de Refinería. «Duele mucho, pero hay que lamerse las heridas y seguir», comenta un trabajador del metal.

La atención estaba puesta hoy en el acceso principal de la acería, con cinco contenedores de basuras y decenas de trabajadores cortando el paso. Frente a ellos, apostados los antidisturbios de la Guardia Civil y agentes de tráfico, que controlaban las rotondas de accesos al polígono de Palmones por Carrefour. Mientras tanto, según fuentes sindicales en una maniobra de «distracción», siete camiones pudieron acceder por la entrada de las oficinas de la factoría de Palmones con materiales necesarios para continuar la actividad en la acería. Otros guardias civiles apartaban a los pocos trabajadores, resignados, que estaban en la zona.

En la jornada de ayer, otros camiones pudieron salir y entrar de la Refinería Cepsa, dejando en esta ocasión imágenes de mayor tensión entre los antidisturbios y los piquetes en la fábrica sanroqueña.

Cada día aumenta la tensión, como ya advertían los sindicatos hace nueve días, cuando se inició la huelga indefenida. Todas las esperanzas, puestas en Sevilla, donde patronal y trabajadores negocian desde las 10:00 horas para poner fin a este conflicto.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti