lunes, agosto 15, 2022

El Medinaceli ya tiene el bastón de mando de la ciudad, con la esperanza de poder procesionar este Martes Santo
E

El Martes Santo ha comenzado hoy en San Isidro con la vista puesta en el cielo y el corazón encogido. Después de dos años de pandemia, es mucha la ilusión entre los cofrades del Medinaceli y la Esperanza, y también entre miles de algecireños, por volver a ver a sus titulares en la calle, como manda la tradición de cada Semana Santa. Sin embargo, el día comenzaba con varios chaparrones, y hasta esta tarde, una vez vaya avanzando el día y se concreten las previsiones meteorológicas, no se podrá tomar la decisión sobre si arriesgarse, o no, a sacar los pasos de su templo.

En cualquier caso, el de hoy es un día grande para la cofradía de San Isidro, y esta mañana ya se han vivido en su capilla varios momentos emotivos. El paso de misterio y el paso de palio, engalanados para la ocasión como no lo estaban desde la primavera de 2019, recibían desde bien temprano la visita y los rezos de los fieles.

Asimismo, el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, volvía a cumplir este mediodía con la tradición que arrancó en el año 2006, y entregaba el bastón de mando de la ciudad al Cristo de Medinaceli, para que lo porte en su paso durante la Estación de Penitencia que está previsto realizar a partir de las ocho de la tarde, siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan.

En el acto han estado presentes el hermano mayor de la Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Esperanza, Raúl Ocaña; el director espiritual del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, el sacerdote Rubén Vargas Candón; el presidente del Consejo, Manuel Delgado Cerro; los tenientes de alcalde, Jacinto Muñoz Madrid y Francisco Javier Rodríguez Ros, y los ediles socialistas Juan Lozano y Daniel Moreno.

«Todos esperamos que la climatología sea favorable esta tarde y tras dos años de ausencia el Martes Santo podemos ver hoy de nuevo en las calles al Señor de Algeciras, para pedirle por todos nuestros paisanos, y especialmente por todos los que han sufrido las consecuencias de la pandemia”, manifestó el alcalde.

Por su parte, el hermano mayor agradecía el gesto del alcalde, “que demuestra el cariño y el fervor que Algeciras le profesan a Nuestro Padre de Medinaceli, y que se traduce en las miles de personas que le acompañan cada año”.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti