lunes, agosto 15, 2022

Junquillos y la Colonia arropan hasta la madrugada a su Cristo del Abandono y su Virgen del Mayor Dolor
J

El Cristo del Abandono y la Virgen del Mayor Dolor protagonizaron en la noche de este Miércoles Santo una de las salidas procesionales más esperadas por los fieles y devotos, especialmente en su barriada de Junquillos y La Colonia. La cofradía, una de las de más largo recorrido de cuantas procesionan en la Semana Santa linense, salía por fin a la calle, después de dos años de obligada ausencia, a las 8 de la tarde, y no regresaría a su templo, la parroquia del Sagrado Corazón, hasta ocho horas después, al filo de las 4 de la madrugada.

No estuvo solo anoche Jesús en su cruz, ni lo estuvo tampoco su madre bajo su paso de palio. Las imágenes titulares de la Hermandad del Santísimo Cristo del Abandono y Nuestra Señora del Mayor Dolor estuvieron arropadas por el sentir de todo un barrio, por sus nazarenos de capas rojas sobre túnica blanca, y por los sones de su banda, la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Caído y Virgen de la Amargura de Ceuta.

Virgen de la Palma, Andalucía, Rocío, Monserrat, Sevilla, Sol y Clavel fueron las calles que recorrió esta cofradía señera del Miércoles Santo linense en su estación de penitencia, antes de encarar, al filo de las 12 de la noche, la calle Real. Tras completar la carrera oficial y cumplir con el ritual ante la Iglesia de la Inmaculada, la procesión continuó por Duque de Tetuán, Castelar, Sol, Sevilla, Monserrat, Ribadeo, Andalucía y Virgen de la Palma, de vuelta a su Parroquia del Sagrado Corazón.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti