lunes, agosto 15, 2022

La emoción desborda San José al ver otra vez en la calle a la Oración del Huerto y la Virgen del Amor
L

El barrio de San José se ha echado este Miércoles Santo a la calle para arropar la salida procesional de su cofradía, la de la Oración del Huerto y la Virgen del Amor. Una salida muy esperada, después de dos años de pandemia que se han hecho eternos para quienes ansiaban ver nuevamente bajo el cielo azul de La Línea el paso de misterio y el paso de palio de su hermandad.

Eran las 7 en punto de la tarde cuando la cruz de guía asomaba por las puertas de la parroquia de San José, sede canónica de la Venerable Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto y María Santísima del Amor y del Rosario en sus Misterios Dolorosos.

Precedido por un buen número de nazarenos, ataviados con su tradicional túnica azul turquesa, y capa y capirote blancos, poco después salía a la tarde radiante de abril el imponente paso de misterio. Sobre él, las tallas de Jesús y el ángel que le ofrece el cáliz, en ese pasaje del Evangelio al que dieran vida en su día las manos del imaginero sevillano Antonio Dubé de Luque. La emoción contenida de las cientos de personas que se arremolinaban a las puertas del templo rompió en aplausos cuando los costaleros mecieron por primera vez el paso, a los sones del himno nacional interpretado por la agrupación musical Victoria de Arahal.

Poco después, con las ramas del olivo que cobija a Jesús perdiéndose ya por la calle Padre Pandelo, rebasaba el marco de la salida del templo el paso de palio de la Virgen del Amor, cotitular de la cofradía hortelana. Impresionante también aquí, para cuantos pudieron verlo de cerca, el trabajo de la cuadrilla de costaleros, meciendo a su Señora al son de los acordes interpretados por la banda algecireña de Amando Herrero.

La estación de penitencia hasta el Santuario de la Inmaculada Concepción transcurriría después por las calles Rosales, Padre Pandelo, García Gutiérrez, Gerona, la Plaza de Toros y la calle Clavel, enfilando ya desde aquí, a partir de las 21.00, la calle Real y la carrera oficial.

Una vez cumplida la tradición en la Plaza de la Iglesia, la cofradía de San José siguió recorriendo calles del centro de La Línea, como Padre Rodríguez Cantizano, Sol, San Pablo y Oviedo, para luego retornar a su barrio por las calles Ángel, Alemania, Calderón de la Barca, Ríos Rosas, Málaga y nuevamente Rosales. Sobre las 2 de la madrugada estaba previsto el regreso a su templo, no sin antes recrearse, como cada Miércoles Santo, en su siempre emotiva recogida.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti