viernes, mayo 27, 2022

Emoción y fervor al paso del Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Amargura
E

La salida de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Amargura desde el santuario de la Inmaculada ha cerrado esta noche un Viernes Santo brillante y cargado de emoción y sentimiento cofrade, que sin duda quedará para el recuerdo de cuantos se echaron a la calle para presenciar los diferentes desfiles procesionales.

La última cofradía en iniciar su estación de penitencia en esta ya memorable Semana Santa de 2022 comenzaba su estación de penitencia a las 9 en punto de la noche. Comenzaba a oscurecerse el cielo linense cuando la talla del Cristo, portada a hombros por seis cargadores con túnica roja y antifaz negro, salía del templo a los sones del himno nacional, interpretado por la banda de música de Barbate.

Posteriormente, la imponente imagen de Jesús muerto sobre su Cruz, realizada en madera de cedro y bendecida en 1960, continuaba camino del paseo Fariñas con el acompañamiento musical del trío de capilla musical Lignum Crucis.

Faltaba ya muy poco para que saliera a la calle el magnífico paso de palio de María Santísima de la Amargura, sabiamente mecida por sus costaleros y precedida por una larga hilera de nazarenos de negro y rojo, como manda la tradición. La también conocida como «Virgen de los Toreros», una dolorosa de candelero de mediados de los años 50, destacó una vez más no sólo por la belleza doliente de su imagen, sino también por el delicado paso de palio en terciopelo burdeos, con orfebrería de plata, así como por su exuberante exorno floral.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti