martes, julio 5, 2022

Andalucía elabora el primer protocolo para atender a mujeres gitanas víctimas de violencia de género
A

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), ha elaborado su primer Protocolo de atención específica a mujeres gitanas víctimas de violencia de género.

Un documento que forma parte del Proyecto de Mejora de la respuesta institucional de la Junta de Andalucía ante las violencias machistas impulsado por el Gobierno andaluz y que ha derivado en una serie con diez protocolos de actuación cuyo objetivo es garantizar y perfeccionar la atención coordinada de la Administración andaluza, entes locales, agentes sociales y demás entidades, así como delimitar los ámbitos de actuación que pueden intervenir en las diferentes situaciones de violencia hacia las mujeres.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, y el director general de Servicios Sociales, Francisco Vidal, han presentado esta mañana el texto, elaborado con el asesoramiento de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (Fakali), durante la celebración de unas jornadas en Sevilla.

Laura Fernández ha explicado, según se indica en nota de prensa, que «este protocolo es una muestra más de nuestro compromiso con la erradicación de las violencias machistas y también forma parte de una estrategia, que lidera la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, de apoyo, asesoramiento y atención al pueblo gitano, cuyo día internacional se conmemoró el pasado 8 de abril; y más concretamente en el caso del IAM a las mujeres gitanas víctimas de violencia de género».

Fernández ha subrayado que «el hecho de pertenecer a un grupo social étnico minoritario, como es el caso de las mujeres gitanas, y de estar posicionadas entre varios ejes de desigualdad, aumenta la vulnerabilidad y contribuye de manera directa a sufrir esta violencia, por lo que es necesario profundizar en su análisis y atender a los elementos diferenciales de la violencia de género en las mujeres gitanas».

A este respecto, ha remarcado que «esto no significa que, por el hecho de ser gitanas, estas mujeres sufran una manifestación distinta de la violencia de género. La dinámica de la violencia es única y evidente, y atenta contra todas las mujeres solo por el hecho de serlo e independientemente de la cultura, nacionalidad, territorio o religión a la que pertenezcan. Sin embargo, algunos efectos y su desarrollo pueden ser diferentes, así como los impedimentos que condicionan la salida de las situaciones de maltrato».

Por ello, el Protocolo de atención específica a mujeres gitanas víctimas de violencia de género persigue dar una respuesta personalizada a situaciones complejas y especiales contemplando mecanismos para su seguimiento y evaluación, permitiendo mejorar la respuesta de los diferentes órganos implicados para la eficaz atención, asistencia integral y protección de las mujeres gitanas.

Con tal fin se establecen una serie de directrices o pautas homogéneas sobre las que se basará la atención a las mujeres gitanas víctimas de la violencia machista en el que se contemplen sus especificidades y su realidad, mejorando la prevención y la intervención que se realiza con ellas, garantizando el acceso a la justicia, la recuperación física y emocional de las víctimas, el resarcimiento de daños y la restitución de sus derechos y evitando su revictimización.

Es un documento público, para todo tipo de profesionales, incluyendo herramientas, pautas, orientaciones y recomendaciones para mejorar nuestra asistencia y conocimiento sobre la situación de las mujeres gitanas víctimas de violencia de género, y que formará parte del Plan de Formación continua y especializada del personal del Instituto Andaluz de la Mujer.

La directora del IAM ha incidido en que «en su elaboración ha sido primordial su carácter práctico, ya que su contenido responde a una demanda manifiesta de las instituciones tanto públicas como privadas con competencias en la ruta de atención y protección a las víctimas de género, conteniendo un compendio de medidas y buenas prácticas que permite comprender en profundidad y de manera objetiva el fenómeno de la violencia de género sufrida por las mujeres gitanas, para, de esta manera, facilitar el trabajo a todas las personas profesionales de los recursos públicos y privados encuadradas en la atención y la lucha contra la violencia de género».

Campaña de sensibilización para las mujeres gitanas

Por su parte, el director general de Servicios Sociales ha recordado que, dentro de la estrategia de apoyo al pueblo gitano, la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, ha presentado la campaña #PrimaNoTeCalles para la sensibilización y prevención de la violencia de género en las mujeres de etnia gitana, especialmente entre las chicas más jóvenes. Esta acción, dirigida a la población andaluza de 16 a 24 años y al alumnado de Primaria y Secundaria, cuenta con la colaboración de Kamira y Fakali.

La campaña está compuesta por cinco vídeos, en el que diferentes chicas jóvenes gitanas relatan episodios de violencia de género con el objetivo de desmentir algunos mitos como que el control o los celos son una muestra de amor, así como materiales que se difundirán a través de Facebook, Instagram, YouTube y Tik Tok.

En esta línea, Vidal ha recordado que, desde la Secretaría de la Comunidad Gitana de la Dirección General de Servicios Sociales, en 2021, se han gestionado recursos para entidades privadas que desarrollen programas para personas gitanas por importe de 500.000 euros.

Adicionalmente, se ha destinado 776.000 euros para actuaciones desarrolladas por las entidades locales, lo que supone un importe de 1.276.000 euros para trabajar con familias gitanas. A ello hay que sumar 752.000 euros con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del IRPF, lo que supone destinar más de dos millones de euros para financiar las políticas para que los gitanos y gitanas de Andalucía.

Asimismo, Fernández ha resaltado que «desde el Instituto Andaluz de la Mujer se ha implementado por primera vez una línea específica para la atención de mujeres gitanas en riesgo de exclusión social y especialmente vulnerables ante la violencia de género en la convocatoria de subvenciones dirigidas a entidades sin ánimo de lucro. Además, en el ámbito coeducativo desde el IAM trabajamos la visibilidad de mujeres de etnia gitana con el propósito de romper estereotipos a través de materiales como el calendario escolar coeducativo o en los Premios Meridiana».

Tras la presentación del protocolo, se celebrará una jornada formativa, con la colaboración de Fakali, donde se abordará la prevención y actuación contra la violencia de género en mujeres gitanas, así como el análisis de la realidad social de las mujeres gitanas.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti