«Especial» es la palabra que más repite el director algecireño Alexis Morante para hablar de su película y todo lo que la rodea y la ha rodeado. ‘El Universo de Óliver’ se estrena en unos días (13 de mayo) en cines de todo el país aunque antes, el próximo sábado 7 de abril, habrá un pase especial (cómo no) en el Teatro Florida de Algeciras. La cinta no solo se ha rodado, en parte, en el Campo de Gibraltar, sino que se desarrolla en las calles y playas de la comarca, y de alguna manera de ellas comenzó a nacer hace años, cuando su creadores eran solo unos niños soñadores. Hace unas semanas, Alexis estuvo en el plató de 8Directo para hablarnos con orgullo de su primer largometraje de ficción. El niño del barrio, el de San José Artesano, ya se encuentra entre estrellas.

Pregunta: A falta de días para el estreno de El Universo de Óliver, tu primer largometraje de ficción, ¿cómo te encuentras?

Respuesta: «Estoy bien, estoy tranquilo. Porque nos ha salido una película de la que sentirnos orgullosos. Una primera película siempre es un reto muy difícil y esta no era una película fácil para ser una primera película, pero hemos tenido el apoyo incondicional de los productores, de Radiotelevisión Española, de Filmax para distribución, y si no hubiera tenido ese espíritu de que hay a sacarla adelante porque es muy especial el guion y la historia no hubiéramos llegado con esta tranquilidad. A partir de ahora, lo que tenga que venir, y que la gente la disfrute y que le guste, que es lo que uno quiere cuando hace una película».

Habías rodado documentales y cortos, reconocidos y premiados, pero una película de ficción entiendo que es distinto. ¿Cómo ha sido el rodaje?

«Muy distinto, como dices, a lo que he hecho antes, para empezar por el tiempo de rodaje. Hasta ahora había rodado ficción pero eran viodeoclips, cortos y publicidad, que eran de dos o tres días de rodaje, pero esto han sido 40 días. Recuerdo que cuando llevaba tres días ya estábamos cansados, eran rodajes muy intensos. La primera era diferencia era cómo afrontar un rodaje tan largo, pero en la forma en la que se ha involucrado el equipo, el haber sido un rodaje en nuestra tierra, que hemos estado rodeado de nuestra gente, y que todos hemos ido a sacarlo adelante ha hecho que sea una especial».

¿Qué se va a encontrar el espectador en El Universo de Óliver?

«Es una película para todos los públicos pero con esa profundidad que tenían las películas de niño de los 80. No es un película infantil, es al estilo de Cuenta conmigo (Rob Reiner) o Los Goonies (Richard Donner), donde los niños son tratados como adultos. Aquí Óliver, el protagonista, se muda al sur de España, en concreto al Campo de Gibraltar, sus padres son de aquí y se vienen a vivir a casa del abuelo y tiene que afrontar cómo vivir en un barrio nuevo, encontrar nuevos amigos y a la vez vivir el paso de la infancia a la juventud. Además, cree que su familia tiene muy mala suerte y su abuelo le va a ayudar a arreglar esa mala suerte a través de la llegada del cometa Halley. Habla de las relaciones familiares, de los amigos, el barrio… Esta está hecha con honestidad y que cada uno se va a sentir identificado con ella de una manera».

El director algecireño Alexis Morante y el periodista Francis Mena, durante la entrevista.

¿Por qué elegiste el Campo de Gibraltar para rodar?

«Porque la película está basada en nuestras propias experiencias. Tanto el autor del libro Miguel Ángel González Carrasco en el que se basa como yo vivimos nuestra infancia juntos en las barriadas de San José Artesano, La Granja, Las Nuevas Colinas… Cuando estudiaba en EEUU decían que lo mejor era hacer algo de lo local a lo universal por eso he querido hacer una primera película que tenga personalidad y la pego a lo que lo conozco. Luego visualmente me parece muy potente toda la zona de la Bahía, de Puente Mayorga, Palmones, El Rinconcillo y lo he usado para quebrar un universo especial y propio; no es normal ver esas industrias en mitad de la playa, esas chimeneas, esos barcos enormes, nosotros lo tenemos muy visto pero cuando alguien de fuera lo ve les sorprende, hay gente que ha visto el cartel o el trailer y ha pensado que hay cosas añadidas en postproducción cuando realmente es así. La zona le da da personalidad a la película».

También has contado con niños que no son actores de la zona.

«Es algo que tengo que agradecer al productor, a José Alba, que apostó por mí desde el principio, desde que vio mi corto Bla, bla, bla. Es un productor loco que se lanza a hacer cosas y pensamos hacer un casting con más de mil niños en los colegios de Algeciras, porque yo tenía la certeza de que íbamos a encontrar algunos de los niños de la película, que le dieran el acento de aquí y la forma de ser de aquí, y efectivamente encontramos a varios niños y creo que eso le ha dado autenticidad, hace que te la creas. No son actores de verdad, son niños haciendo de niños».

Lo has apuntado antes, la película se basa en un libro del mismo nombre y escrito también por un algecireño. ¿Por qué has escogido ese texto para tu estreno en el largometraje de ficción?

«Es una relación especial la del libro y la película, como lo es la relación entre el autor y yo. Somos amigos desde la infancia, siempre hemos estado juntos, y cuando me fui a EEUU a estudiar e hice el corto Voltereta él estaba pasando una mala racha personal y se puso a escribir sus recuerdos de la infancia, que mas o menos son los mismos que los míos, y acabó en esa novela que fue El Universo de Óliver; no es biográfica pero cuando leí ese libro reconocí todo, reconocí esa infancia y la había enlazado muy bien. Le dije que esperaba que algún día le publicasen el libro y que yo, si hago una primera película, esté basada en ese libro y que se llame así. Doce año después ya está película rodada, ya hicimos el guion con él y otro algecireño amigo nuestro, Raúl Santos, y aunque la película fue por otro lado está basado en ese libro que ahora le han publicado a raíz de la película. Hemos cumplido los dos el sueño.

El subtítulo del cartel dice ‘Del barrio a las estrellas’. ¿Habla de usted, de ese niño de San José Artesano que se codea con estrellas?

«Bueno, podría ir por ahí pero no exactamente. Ese subtítulo tiene muchas acepciones, la más clara es por la trama de la película: Óliver, desde su barrio, tiene que encontrar la respuesta a todos su males en las estrellas, tiene que encontrar tu lugar en el universo y su universo es su barrio. Al final nuestra infancia es el tramo más importante de nuestra vida, es cuando te formas y cuando necesitas tu lugar y ese lugar es el barrio».

Cartel de la película.

¿Cómo ha sido su camino hasta llegar a esta primera película?

«El camino ha sido muy largo. Mi madre me decía que si con 26 años yo no lo había hecho una primera película que lo dejara. Yo hago mi primera película de ficción con 43, pero he hecho un montón de cosas antes de eso. Antes lo ideal era que el director hiciera su primera película joven y ahora si ves los Goya los directores nóveles tienen más de 40 años; cada vez es más fácil hacer cine. Yo he tenido suerte de que he disfrutado de ese camino, he hecho muchas cosas. Primero me dedico a lo que más me gusta, que es a dirigir, he hecho videoclip, documentales, cortos… todo eso me ha formado y me ha dado una seguridad. El universo de Óliver no hubiese salido don 26 años, ahora sí estaba preparado para afrontarla.

Viendo el trailer se intuye que es una película grande, ambiciosa, para ser una opera prima en cuanto a ficción.

«Me sentía con la capacitad para afrontar algo más complejo, aunque también un riesgo. Creo que los que la hemos hecho estamos satisfecho, y eso es importante. Cuando hay un estreno al público es cuando llega el momento de la verdad como director, cuando veo el resultado con público es cuando siento si me está gustando a mí o no. En el pase que hicimos la gente se emocionó y media hora antes Salva Reina ya estaba llorando. Creo que va a llegar al público adulto».

¿Cómo ha sido trabajar con actores como María León, Salva Reina, Pedro Casablanc, Rubén Fulgencio…?

«Ha sido maravilloso, porque son muy buenos y, además, muy buenas personas. Para una primera película tienes tantas cosas encima y que los actores estrellas te ayuden y tengan capacidad de relacionarse con los niños, ser un niño más, es una maravilla y eso se nota en la película. El grado de complicidad de Reina y León, que eran amigos antes, o el del abuelo y nieto traspasa la pantalla. Es una película especial también para ellos».

Hecha, que no estrenada, la primera. ¿Hacia dónde camina la carrera de Alexis Morante?

«Pues camina poco a poco pero con pasos firmes, sin prisa pero con persistencia, decía Antonio Banderas que hay que resistir en el negocio del cine. Yo ahora que he hecho mi primera peli lo que quiero es hacer mas películas pero no dejar de hacer documentales musicales, que se una cosa que me encanta y ya tengo algunos propuestos. De película acabo de rodar en República Dominicana una con la estrella de reguetón Ozuna, pronto se anunciara. Y hay más proyectos con los mismo productores, con Pecado Film, que creo que hemos encontrado una alma gemela para hacer proyectos».

Con todo lo que nos ha contado, hay más ganas aún de ver la película.

«Yo a ver la película sobre todo en el Campo de Gibraltar, va ser muy especial para todo el mundo porque habla de cosas universales, de sacar una familia para adelante en esta zona en los años ochenta, y vamos a reconocer nuestros calles y le vamos a darle a la comarca un aspecto de cine».