jueves, mayo 19, 2022

El fútbol moderno, todo un negocio
E

La filtración de los audios de Piqué y Luis Rubiales, jugador del FC Barcelona y presidente de la Real Federación Española de Fútbol, respectivamente, es solo la última gota de un vaso que hace tiempo que rebosa.

En ellos, se puede escuchar como Gerard Piqué y el presidente de la RFEF hablan de la negociación con Arabia Saudí, para llevar la Supercopa de España a tierras árabes, pactando comisiones millonarias y negociando con una competición que, de no ser por el dinero, nunca habría salido del país.

Pero no es la primera vez que el fútbol moderno prioriza el tema económico por encima de los valores y/o la ética… Aunque en algunos casos, nos encontramos con excepciones, dentro de las propia norma.

La publicidad de apuestas deportivas

Desde la implantación de la nueva ley reguladora de la publicidad de las casas de apuestas, bookies como bet365, Bwin y similares han tenido que reinventarse para seguir ofreciendo su producto al público adecuado.

El problema, más allá de tratarse de una ley un tanto inconcreta, que cita, por ejemplo, que la publicidad de las casas de apuestas no la pueden hacer “famosos”, sin especificar exactamente qué es a ojo de la ley un “famoso” como tal, es que no se centra en lo realmente importante: proteger al usuario final.

No en vano, no son pocos los apostadores que han alzado la voz contra estas medidas, que no se citan en absoluto las limitaciones y cierres de cuentas que los apostantes ganadores sufren, mientras los perdedores reciben promociones y más promociones para seguir jugando.

Además, estas restricciones en la publicidad no se aplican a los juegos de Loterías y Apuestas del Estado, como la Quiniela, la Primitiva o la EuroMillones… Mismo contexto, pero distintas normas.

El Mundial de Catar

La primera Copa del Mundo que se jugará en invierno no tiene otra explicación más allá de lo monetario, pues se disputará en un país cuyas leyes en lo que respecta a la mujer son propias de otros siglos y en el que han muerto trabajadores construyendo los estadios, entre otras muchas cosas.

Todo ello, teniendo en cuenta que todavía colea el «FIFA Gate«, la operación anticorrupción que terminó con el por aquel entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dimitiendo, así como con diferentes altos cargos acusados de soborno, fraude y lavado de dinero.

Cabe recordar que la compra de votos, según las investigaciones preliminares, y a falta de sentencia definitiva, influían en la decisión de asignar como sedes de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 Rusia y Catar, respectivamente.

Se ha conocido a principios de mes, igualmente que la Liga SmartBank, es decir, la Segunda División del fútbol español, no parará durante el Mundial de Catar, a pesar de que algunos equipos se verán perjudicados al tener en sus filas jugadores internacionales.

Obviamente, no son demasiados los futbolistas que se perderán las jornadas, pero no ha sido una medida exenta de controversia. El presidente de LaLiga, Javier Tebas, ha citado que “no podemos parar 500 jugadores por 4 ó 5 que se van”, mientras que son 21 de los 22 clubes los que han votado a favor de continuar con total normalidad la competición.

El show debe continuar…

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti