martes, agosto 16, 2022

¿Qué se sabe del salto a la valla en Melilla que ha dejado decenas de muertos?

Unos 2.000 migrantes trataron de saltar la valla de Melilla el pasado viernes. El enfrentamiento con las autoridades marroquíes se saldó con entre 23 y 37 migrantes fallecidos, según distintas fuentes. Además, casi 200 agentes heridos entre los guardias civiles y las fuerzas de seguridad marroquíes. 

¿Cuándo comenzó el salto?

A las 06:40 del viernes unas 1.500 personas se aproximaron a las inmediaciones de Melilla, momento en el que se activó la alarma anti-intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil, según la Delegación de Gobierno en Melilla.

A las 08:40 «un grupo de más de 500 subsaharianos» iniciaron la entrada a Melilla «tras romper con una cizalla la puerta de acceso del puesto de control fronterizo de Barrio Chino, saltando por el tejado del mismo». Un total de 133 entraron en la ciudad autónoma y fueron derivados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). 

Cuatro vehículos de la Guardia Civil han sufrido daños en carrocería y rotura de lunas por el lanzamiento de piedras del grupo de migrantes, «perfectamente organizado y violento». Asociaciones de guardias civiles han denunciado el uso de barras de acero y herramientas de corte por parte de los migrantes, que han actuado con «máxima gravedad», por lo que han reclamado el refuerzo medios técnicos y humanos. 

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Nador ha denunciado que, tras los enfrentamientos, las fuerzas de seguridad marroquíes maniataron y apilaron a los migrantes inmovilizados en el suelo de las calles del Barrio Chino de la ciudad de Nador, unas imágenes que han dado la vuelta al mundo. 

¿Qué balance de heridos y fallecidos hubo?

En el lado de la frontera española se produjeron 57 migrantes heridos, tres de los cuales fueron atendidos en el Hospital Comarcal de Melilla. Por su parte, las autoridades de Nador reconocen a 76 migrantes heridos y 18 muertos, mientras que la prensa marroquí elva la cifra hasta 23. Mientras, las ONGs en el terreno aumentan aún más la cifra hasta los 37 fallecidos, aunque temen que el número sea «muy superior». 

Asimismo, el salto se saldó con 140 gendarmes marroquíes heridos, cinco de ellos de gravedad, así como al menos 49 guardias civiles heridos. La AMDH de Nador, la ciudad del país más cercana a Melilla, asegura que dos gendarmes han fallecido, aunque las autoridades marroquíes lo desmienten. 

El tratamiento a los migrantes

La ONG denunció el sábado que en el Hospital de Nador había al menos 15 cadáveres de migrantes «tirados en el suelo y con olores». «Solo dos empleados trabajan allí en condiciones muy difíciles. El mobiliario y el suelo están manchados con la sangre de los migrantes. El depósito de cadáveres está lleno». 

En este sentido, criticó la prohibición de acceso a periodistas a este centro a partir del sábado por la noche, así como el control policial de la morgue y censuró que no se habían realizado autopsias a los cadáveres de los migrantes muertos: «Esto significa que aún no se ha emitido la orden de apertura de una investigación». 

Este lunes ha denunciado por Facebook que las autoridades de Nador estaban preparando 21 tumbas en el cementerio de Sidi Salem «para enterrar a algunos de los inmigrantes fallecidos el Viernes Negro en la valla». 

¿De dónde venían los migrantes?

El Servicio Jesuita de Migrantes (SJM), Entrecultura y Alboan han señalado en un comunicado que están acompañando y prestando asistencia letrada a algunos de los jóvenes que consiguieron llegar al CETI de Melilla el pasado viernes y la mayoría proceden de Sudán, un país inmerso en una grave crisis social y con altas tasas de reconocimiento de protección por parte de España. 

La repercusión política

Esquerra Republicana, Bildu, Más País-Equo, Compromís y el PDeCAT, aliados parlamentarios del Gobierno de coalición, han reclamado la comparecencia en el Pleno del Congreso del presidente Pedro Sánchez y del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

Por su parte, desde la Unión Europea se ha dicho que se mantienen contactos con las autoridades de Marruecos para «entender los detalles» del salto a la valla de Melilla, aunque ha evitado pedir una investigación independiente sobre lo ocurrido y ha apuntado al papel de las mafias que trafican con migrantes. 







+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti