miércoles, agosto 17, 2022

Los 8 de Tarifa: cinco años esperando justicia
L

quironsalud

Una bandera negra ha vuelto hoy a izarse en la torre octogonal del Castillo de Guzmán de Tarifa para recordar un hecho inolvidable y trágico ocurrido el 5 de agosto de 2017, cuando una explosión en el transformador 29272 ubicado en el Hotel 100% Fun Tarifa acabó con la vida de dos mujeres jóvenes y dejó heridas muy graves en otros seis compañeros de trabajo. Los supervivientes y sus familiares siguen luchando y, cinco años después, esperando la celebración del juicio.

En aquel trágico suceso perdieron la vida Mari Luz Morillo y Sara Ojeda. Kisko, Esther, Fran, Irene, Juan Antonio y Dani sufrieron heridas graves, y secuelas físicas y psicológicas. Todos están a la espera de que el Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras anuncie la fecha de la celebración del juicio después de que a finales del año pasado emitiera un auto de conclusión de la instrucció. La lentitud de la Justicia, que sufre una importante carga de trabajo especialmente en el Campo de Gibraltar, es desesperante para los afectados. La Fiscalía solicita cuatro años de prisión más seis de inhabilitación para tres técnicos de Endesa, propietaria del transformador, y algo más de tres millones de indemnización.

Uno de los afectados es Fran Fernández. Hoy, día en el que se cumple cinco años de aquella fatídica jornada de trabajo, ha escrito un texto lleno de moción y rabia que consideramos merece la pena reproducir íntegramente:

«Hoy se cumplen 5 años. 5 años en los que la vida me ha cambiado. Son 5 días 5 de agosto los que han pasado ya, pero todo sigue como si hubiese sido ayer. Las cicatrices siguen su rumbo a una “mejoría” lejana e impredecible. Todo sigue igual aunque mínimamente haya cambiado algo. Sigue existiendo la necesidad de que el proceso judicial finalice. Nuestras niñas nos dejaron un vacío inmenso, un vacío que no se puede llenar.

Mis compañeros siguen sus vidas como yo, con la carga de unas negligencias sabidas de antemano, con miles de centímetros de cicatrices que circulan por toda nuestra piel.

Sin embargo, a pesar de este cambio, malo, fatal, lo peor del mundo, lo más terrible que le puede ocurrir a una persona, hay cosas que han cambiado para bien, por aquello que se dice karma.

Tengo a mi lado a una familia maravillosa, que están ahí para lo que necesite. Tengo unos amigos con los que contar, tanto para lo bueno como para lo mano. Y gracias a la vida, tengo a un futuro marido que ha caído a mi lado, que me ha dado su mano, que me ha empujado hasta el infinito, que me abraza, me acaricia, me limpia las lagrimas, me aconseja, me habla, hace que me sienta bien, hace que me sienta con fuerzas, que me quiere y me cuida.

A pesar de todo mal, de todo lo malo pasado y que, desgraciadamente, tendré que aprender a vivir con ello el resto de mi vida, la vida me ha premiado.

Hoy es un día muy agrio, es un día de recuerdos inolvidables, pero no queda otra que seguir mirando hacia adelante, con esperanza de que algún día todo acabe.

Hoy día 5, voy a recordar, pero voy a empezar a mirar por mí, por la gente que me rodea.

Dentro de 36 días, estaré dándole el sí quiero a la persona con la que quiero compartir el resto de mi vida, la persona que ha marcado un antes y un después.

Dicen que de lo malo siempre sale algo bueno y esto que expreso hace realidad ese dicho.

Nunca olvidare lo que ocurrió aquel 5 de agosto, pero a pesar de que el paso del tiempo lo “leve” de una forma u otra, no dejare de reclamar justicia por mis compañeras, mis compañeros y por mi, y por toda la gente que nos quiere, que apoya a los 8 de Tarifa.

A los culpables, esos que llevan 5 años durmiendo tranquilos, el día que os despertéis, entraréis en la peor de vuestras pesadillas».

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti