lunes, octubre 3, 2022

La Resaca: Una de fútbol y cábalas
L

quironsalud

Iniciamos esta Resaca con una defensa del deporte rey. Al que no le gusta o lo crítica, sin más, lo mejor que puede hacer es ponerse repetido el partido que el sábado disputaron Algeciras y Cultural Leonesa. Será entonces, quizás, que tampoco pasa nada sino es así, cuando entienda los motivos de esta maldita y bendita pasión general y la rojiblanca en particular.

El fútbol es el único deporte en el que no siempre gana el que lo merece, crea más ocasiones o juega mejor. Normalmente, y el que suscribe es amante de casi todas las modalidades, en la mayoría gana el que lo hace mejor o es superior. Aquí no necesitas ni marcar tú, lo puede hacer el contrario en propia puerta, para llevarte el triunfo.

El Algeciras fue mejor, aunque sigue concediendo atrás, que su potente rival. Ese al que redujo a un equipo simple y pequeño, especialmente en la segunda parte. Los chicos de Ania, el míster ya se sabe que es valiente hasta decir basta, vencerán partidos en las próximas semanas, sin crear tantas ocasiones, ni jugar la mitad de lo que lo hicieron el sábado. Fútbol, siempre fútbol.

“Fallamos en lo más importante, pero estoy orgulloso de todo lo demás” espetó el asturiano tras la derrota. “Las ocasiones hay que meterlas”, dijo Docampo que no escondió los méritos de su rival y admitió, con la boca pequeña, que se llevó demasiado botín del Mirador.

De nada vale ya lamentarse. Cierto es que, si los nuestros juegan así los próximos partidos y minimizan esos errores, ganarán muchos puntos. Claro que lo que quieren los aficionados, de nuevo espectacular el ambiente, aunque ha dejado de ser noticia para convertirse en bendita rutina, es sumar de tres en tres.

Cuentan que en el vestuario rojiblanco hay, como en la mayoría, muchos supersticiosos y maniáticos. Pues para ellos y para todos va la reflexión que, ahora, puede parecer absurda.

El Algeciras tiene un punto más que el año pasado a estas alturas. Al igual que entonces visita un campo complicado y Roni, sobre el que había dudas y ahora no hay ninguna, no había marcado. La cuarta fecha del pasado campeonato llegó tras la debacle de Cornellá y con otra salida, casi no hace falta recordarla, que parecía el camino al matadero. Todos sabemos cómo acabó aquello y el recorrido que inició el cuadro de Ania. Entonces sólo contaba con dos puntos en el casillero y todo eran malas sensaciones. Ahora tiene uno más y de fútbol nada que decir.

Sin embargo, este bendito juego es tan puñetero que el sábado, a eso de las diez de la noche puede que alguno pida cabezas y nos vea en Segunda RFEF. Claro que otros, si se da el resultado que queremos, pensará que lo de la Segunda A es un camino de rosas. Ni una cosa ni la otra. Fútbol y más fútbol.

Luego está el tema de las lesiones. ¿Mala suerte? Probablemente, pero no es normal que en apenas tres jornadas el equipo tenga otras tantas bajas y no de una semana o dos. Esperemos que lo de Borja quede en lo menos posible.

Siguiente parada Badajoz. Allí espera otro coco de la categoría y con el añorado Mariano Gómez. Claro que Amoah, al que muchos parecían tener bajo el radar y por eso lo criticaron nada más llegar, está respondiendo.

¿Cómo jugará el Algeciras en el Nuevo Vivero? Mientras Ania sea el técnico, esperemos que mucho tiempo ya que será buena señal, ya lo saben. Así que a por ellos, sean felices y recuerden la cuarta jornada, sobre todo los supersticiosos.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti