miércoles, diciembre 7, 2022

El director de Botafuegos, tras las últimas agresiones: «No me voy a arrodillar ante estos mierdas»
E

Un centenar de trabajadores de la prisión de Botafuegos, en Algeciras, respaldados por sindicatos, Policía, Guardia Civil, personal de la jurisprudencia y autoridades políticas, se ha concentrado este martes en las puertas de este centro penitenciario para condenar las últimas agresiones y amenazas sufridas por este cuerpo de funcionarios. Reclaman que se adopten medidas «de inmediato», garantizando así la seguridad y «unas condiciones digas de trabajo» del colectivo de funcionarios que desarrolla en este lugar su labor.

Este acto de protesta responde al último episodio de violencia denunciado, el pasado 6 de septiembre, por el sindicato de prisiones Acaip-UGT, que alertó entonces de coacciones a varios trabajadores penitenciarios de Botafuegos a los que le incendiaron sus vehículos.

El funcionariado y resto de personal de esta prisión, que ya ha denunciado reiteradamente la falta de medios humanos y materiales en este centro que, como el resto del Campo de Gibraltar, cuenta con una propia singularidad condicionada por la fuerza del narco, la falta de recursos y, por tanto, la interinidad de los trabajadores, exigen que se investigue y se detengan a los autores de estos últimos hechos violentos. Demandan además más seguridad en los entornos de la prisión.

El director del centro penitenciario de Botafuegos, Francisco Márquez, ha lanzado además durante esta concentración un mensaje de apoyo a los trabajadores de la prisión: «Que no se amedrenten, que sigan cumpliendo con su trabajo dentro de la legalidad. Tienen todo el respaldo de la dirección».

Para Márquez, esta escalada de violencia es señal de que «estamos haciendo bien nuestro trabajo, y así seguiremos. A mí no me van a amedrentar. No me dan ningún miedo. Yo aprendí que es mejor morir de pie que vivir de rodillas y yo no me voy a arrodillar ante estos mierdas».

Desde la dirección de Botafuegos critican la falta de reconocimiento hacia los trabajadores penitenciarios. «A nosotros solo nos valoran los delincuentes y sus familias, cuando estamos haciendo un trabajo para toda la sociedad, fundamental para un Estado de Derecho. Deberíamos tener más apoyo, como la Policía o la Guardia Civil. Nosotros alabamos la labor que desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pero es que antes de las 72 horas ya está aquí el detenido y aquí se queda, el muerto para nosotros. Y aquí estamos luchando con muchas presiones como ocurre en el Campo de Gibraltar. Nunca se habían producido episodios de esta gravedad», ha señalado Francisco Márquez, que demanda un mayor reconocimiento y apoyo para el colectivo de los trabajadores de prisiones.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti