miércoles, diciembre 7, 2022

Desmantelado un cultivo de cannabis e incautado más de 20 kilos de marihuana en La Bajadilla
D

quironsalud

En el marco del «Plan Nacional de Actuación contra la Criminalidad asociada a la Producción y Tráfico de Marihuana», se ha desmantelado un cultivo ilegal exterior de cannabis sativa e incautado 20 kilos de plantas de marihuana en periodo avanzado de floración en una vivienda unifamiliar en el barrio de La Bajadilla, en Algeciras.

En el mes de junio, agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de Algeciras tuvieron conocimiento de un cultivo de marihuana exterior en la localidad de Algeciras. Tras recibir la información comenzaron a realizar todas las gestiones tendentes al total esclarecimiento de los hechos, con la finalidad de localizar el cultivo ilegal de marihuana y detener al responsable del ilícito penal.

En una primera fase de investigación se localizó el domicilio donde se ubicaba la plantación ilegal de cannabis sativa y se identificó a responsable del cuidado y mantenimiento de la misma.

La vivienda donde se encontraba la plantación es una casa unifamiliar que contaba con una estructura de lona en la azotea donde se hallaba al cultivo ilegal de marihuana, de esta forma se camuflaba de la vista de los viandantes.

Las plantas habían alcanzado una altura de casi dos metros y con más de quince ramas en algunas de ellas, convirtiéndose en auténticos árboles de marihuana.

Tras más de dos meses de numerosas vigilancias, a principios de septiembre, agentes de la UDYCO de Algeciras junto con indicativos GOR de la Comisaría de Algeciras realizaron el registro domiciliario, procediendo a detener a la persona responsable de la plantación por un presunto delito de tráfico de drogas además de intervenir 21 kilos de plantas de marihuana en avanzando periodo de floración.

El detenido fue puesto a disposición al Juzgado de Instrucción competente de Algeciras por un presunto delito de tráfico de drogas.

Riesgos de las plantaciones de marihuana

Desde hace ya varios años, el cultivo de marihuana se ha extendido en el Sur de España exponencialmente. Concretamente, en la provincia de Cádiz, el cultivo ilegal de esta planta está causando gran alarma social entre los vecinos.

Por un lado, la rentabilidad de cultivar cannabis sativa está siendo tan elevada, que los narcotraficantes han visto un filón en este mercado ilícito. Los beneficios que reporta el cultivo de marihuana, no podrían llevarse a cabo si no fuese porque estas plantaciones indoor necesitan de una cantidad ingente de luz para su ciclo vital.

Por este motivo, las plantaciones ilegales de cannabis sativa indoor llevan aparejados enganches ilegales al tendido eléctrico, es decir, defraudación en el fluido eléctrico.En muchas ocasiones estas viviendas carecen de contrato. Este tipo de defraudación relacionada con las plantaciones ilegales de cannabis, repercute en toda la ciudadanía. No solo económicamente, sino que los narcotraficantes, cuyo principal objetivo es obtener el mayor beneficio posible, utilizan más energía de la que está preparada la infraestructura eléctrica.

De este modo, la sobrecarga de energía en el tendido eléctrico provoca cortes de luz en las barriadas de las localidades donde se hallan las plantaciones, y más peligroso aún, provoca incendios con el consecuente riesgo para las personas.

Finalmente, el hecho de que se haya incrementado el número de plantaciones de marihuana, ha llevado consigo el “robo” de las mismas entre los distintos grupos de narcos, los denominados «vuelcos». Este incremento de la violencia relacionada con el cultivo de cannabis no es, sino un «caldo de cultivo» para que las organizaciones criminales incrementen sus beneficios en perjuicio de la ciudadanía.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti