viernes, diciembre 2, 2022

Andrés Vázquez de Sola: «Lo único que quiero es vivir hasta el último momento… y dar palos»
A

quironsalud

Andrés Vázquez de Sola (San Roque, 1927) sobrevivió a una guerra civil, a la durísima posguerra que le obligó a exiliarse a Francia, a una caída de un andamio cuando trabajaba de peón de albañil en el país galo, a Franco, y también a la reciente pandemia. El coronavirus, que lo mantuvo recluido en el búnker en el que se convirtió su casa, y todo lo que supuso política y socialmente protagoniza los dibujos que se ha convertido en la exposición Virus de coronas, que ahora llega a la comarca de la mano del Ateneo Republicano del Campo de Gibraltar, situado en el centro cívico de La Reconquista, en Algeciras. Ahí ha tenido lugar también la presentación de su libro, con mucho de autobiografía, La verdadera historia del Gayumbo milagroso.

Con la llegada del Covid-19, como a todos, a Vázquez de Sola le llegó el momento del encierro, en su caso, con 95 años que tiene actualmente, más que justificado. Todo lo que iba pasando, relata su esposa, Angélica Carmenate, inquietaba la mente, la creatividad y el compromiso del sanroqueño, que a pesar de no poder publicar, decidió tomar unos lápices que habían que solían usar sus nietos para sacar a relucir su humor satírico, punzante y comprometido. Los dibujos fueron pasándose por redes sociales y a los amigos a través del teléfono. «A veces hacía uno al día, y otras hasta ocho», relata Carmenate. Así el sanroqueño iba lanzando homenajes a los sanitarios, criticando a los recortes en la sanidad, a los que usaban la pandemia para hacer negocio, o los que anteponían la economía a la salud.

«Lo único que quiero es vivir hasta el último momento, vivir, vivir y no esperar la muerte con el bastoncito al sol, sino trabajando, viviendo, actuando y, sobre todo, pegando palos… a la opresión, a la monarquía…», dice Vázquez de Sola durante su intervención en la presentación el libro. Una promesa cumplida, ya que, con la ayuda de su mujer, continúa activo. «Si me apetece hacer dibujitos, los hago y ya está, sin más importancia como otros hacen otras cosas», comenta el periodista sanroqueña durante su charla magníficamente conducida con datos biográficos por el periodista algecireño Juan Moriche.

El Ateneo Republicano se llenó de anécdotas, historias e historia, humor, amigos, críticas y su dosis emoción con la firma y las viñetas de Andrés Vázquez de Sola.

+ QUE 8

Te puede interesarrelacionados
Recomendados para ti