La hostelería dispara sus gastos: más de 4.000 euros, la factura de la luz de un bar algecireño

01 de Septiembre de 2022
WhatsApp Image 2022-09-01 at 14.19.57
WhatsApp Image 2022-09-01 at 14.19.57

La hostelería algecireña lanza un SOS desesperado. La subida de los precios de la luz, el gas y las materias primas están haciendo muy cuesta arriba a los empresarios este verano a pesar de que la afluencia de clientes está alcanzando cifras de récord.

Alberto Meléndez, propietario de Mesón Las Duelas, uno de los bares más señeros de Algeciras, ha mostrado su indignación en redes sociales por la subida de la factura de la luz. Meléndez muestra el recibo del mes de julio que refleja 4.338 euros mientras que en el mismo periodo de 2021 la factura ascendió a 1.860 euros.

"Es inadmisible. Con el nuevo sistema de facturación por tramos se está castigando a la hostelería, ya que es en las horas más caras cuando nosotros trabajamos. A este ritmo no va a quedar un bar en pie", sentencia el dueño de Las Duelas.

En este sentido, Meléndez explica que esta subida disparatada no se puede repercutir en la cuenta del cliente y al final la hostelería se está encontrando con pérdidas. En su caso, desvela que en el primer semestre del año a pesar de facturar un 5% más, registró unas pérdidas netas de 7.000 euros. Además, este verano Las Duelas solo ha cubierto gastos.

Y es que al incremento desmesurado del recibo de la luz ahora hay que sumarle la inflación. "La cerveza está un 30% más cara, los tomates valen el doble y las garrafas de girasol han pasadode 52 a 98 euros", lamenta el hostelero algecireño. Además otro problema es el desabastecimiento de materias primas, "nos cuesta mucho encontrar productos primarios de calidad", señala.

Por si no fueran poco todos estos obstáculos, el invierno amenaza con empeorar la situación. Los restaurantes con terraza suelen poner en funcionamiento las estufas durante los meses más gélidos, un gasto que también se va a incrementar por el precio del gas. Poner las estufas en una terraza como la de Las Duelas costará 180 euros a la semana.

"Nosotros no podemos repercutir todos esos gastos en el cliente, yo tengo la caña a dos euros y no puedo subirla un 30%. El Gobierno debería de demostrar de verdad que el turismo es el motor económico en este país y dejar de castigar a la hostelería", reclama Meléndez.

Que un bar como Las Duelas, de trayectoria reconocida y clientela fiel, haya puesto el grito en el cielo hace presuponer que otros establecimientos de apertura más reciente o que hayan pasado por un bache de afluencia de público no hayan podido soportar el aumento de precios. El restaurante Recoveco es el último en Algeciras que ha tenido que echar el cierre y se augura que, de no mejorar la situación, no será el único.